La moratoria de Colau podría costar a Barcelona hasta 3.000 millones en compensaciones

La moratoria de Colau podría costar a Barcelona hasta 3.000 millones en compensaciones

Los inversores 'atrapados' por la suspensión de licencias preparan una lluvia de demandas

Ignasi Jorro

Barcelona

15/07/2015 - 19:36h

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante un pleno municipal

El cierre del grifo de nuevas licencias hoteleras en Barcelona podría costar a la ciudad hasta 3.000 millones en compensaciones a inversores. Una treintena de inversores afectados preparan acciones legales contra el ayuntamiento para tumbar la suspensión, que ha 'atrapado' a proyectos en distintas fases de ejecución.

"Ha habido contactos muy discretos entre afectados, intercambio de información. La estrategia será la de plantear una lluvia de demandas coordinadas, no una sola", explican fuentes del sector patrimonial. 02B ha podido saber que seis de los inversores han buscado el asesoramiento del bufete Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. A petición de este medio, la prestigiosa oficina ha declinado comentar los casos.

"No es sólo Cuatrecasas. Hay dos bufetes más que ya están estudiando acciones. Existe el convencimiento de que la moratoria hotelera es ilegal", abundan las mismas fuentes.

2,5 veces la inversión

Además de torpedear la suspensión de permisos, los afectados buscan recompensas. "El baremo que se baraja es de 2,5 veces el precio de la compra del inmueble más el perjuicio patrimonial. Según este criterio, la cifra final superaría los 2.000 millones de euros, y se acercaría a los 3.000".

La mayor inversión proyectada para la ciudad de Barcelona, el futuro hotel gestionado por Hyatt en la Torre Agbar, costaría más de 500 millones a las arcas públicas si el pleito se sustancia y se resuelve a favor de los inversores. "Es el precio de lo que les costó el inmueble, el de arrancar el proyecto y el lucro cesante del primer año de actividad", detallan las fuentes.

Además de este proyecto, otros dos hoteles frustrados por el parón de licencias, el Four Seasons en la Torre Deutsche Bank y el de Meridia Capital –el fondo del exdirectivo del FC Barcelona Javier Faus—costarían otros 500 millones más si plantean y ganan pleitos.

Maniobras

En este escenario, se suceden las reuniones y llamadas al diálogo. La pasada semana, Ada Colau se reunió con el Gremi d'Hotelers de Barcelona (GHB) y la Cambra de Comerç en un encuentro discreto. Aunque ha trascendido que el Ayuntamiento se comprometió a revisar la treintena de hoteles bloqueados, la verdad es otra.

"El equipo de Colau sí revisará las licencias, pero no las otorgará antes del fin de la suspensión. Agustí Colom, concejal de Ocupación, Empresa y Turismo, se mirará las carpetas, pero ya ha dejado claro que no cederá", revelan fuentes conocedoras.

Presionados

Fuentes del sector hotelero añaden que Colau se comprometió a estudiar la treintena de licencias que han quedado en el limbo (y que incluyen proyectos para abrir un ME by Meliá y un hotel de lujo de Iberostar en plaza de Cataluña) tras la presión de la Cámara de Comercio de Barcelona.

"La Cámara intercedió y forzó a Colom a revisar las licencias. Pero éste ya ha dejado claro que no habrá excepciones. Los proyectos seguirán parados". De hecho, algunos inversores han buscado una reunión con Colau en las últimas semanas, en vano.