La oposición da un mes a Colau para que levante la moratoria hotelera en varios barrios de Barcelona

La oposición da un mes a Colau para que levante la moratoria hotelera en varios barrios de Barcelona

La Cámara de Comercio calcula que con la medida de la alcaldesa se han perdido inversiones por valor de 3.000 millones y 6.500 empleos

Leonor Mayor

en Barcelona

15/09/2015 - 20:52h

La torre Agbar en Barcelona, afectada por la moratoria hotelera.

La oposición en bloque, con excepción de la CUP, ha plantado cara este martes a la alcaldesa de Barcelona. CiU, Ciutadans, ERC, el PSC y el PP han dado un ultimátum a Ada Colau para que en el plazo de un mes levante la moratoria hotelera en los barrios de la capital catalana que no están sometidos a excesiva presión turística.

Entre estos distritos podría estar el 22@ y la zona de La Segrera. "Son barrios emergentes y, si queremos convertirlos en polos de atracción turística, es necesario que impulsemos nuevas plazas turísticas", explica la presidenta del grupo municipal de Ciutadans, Carina Mejías, artífice de la propuesta a la que se ha sumado el resto de la oposición.

18 posibles demandas

El acuerdo se ha tomado durante una comisión, que instaron Ciudadanos y PSC, en la que se ha exigido también al Gobierno municipal que presente los informes técnicos que avalan la decisión de imponer una moratoria para la construcción de nuevos hoteles. Una de las primeras decisiones de Colau fue la de prohibir durante al menos un año que en Barcelona se edifiquen nuevos hoteles o se abran más apartamentos turísticos.

Pero el artículo 105.2 de la Ley de Urbanismo especifica que no se pueden suspender las licencias hoteleras cuando ya se ha otorgado el certificado de actividad. El Gremio de Hoteleros calcula que hay 18 proyectos en esa situación. Los empresarios afectados podrían demandar al Ayuntamiento y reclamar indemnizaciones, por lo que la oposición quiere saber también si Colau ha hecho las provisiones correspondientes para pagar esas reparaciones millonarias.

Además, el Gremio cree que con la moratoria se han frenado inversiones en nuevos hoteles por valor de 1.400 millones de euros. La Cámara de Comercio, por su parte, considera que las inversiones perdidas ascienden a 3.000 millones. El sector calcula también que la moratoria hotelera de Colau ha comportado la pérdida de 6.500 empleos.