La patronal hotelera española cree que la independencia no afectaría al turismo en Cataluña

La patronal hotelera española cree que la independencia no afectaría al turismo en Cataluña

Cehat considera que la eventual expulsión de la UE serviría para devaluar la moneda y ganar competitividad

Redaccion

Barcelona

28/11/2014 - 18:16h

El presidente de Cehat, Juan Molas
¿Le iría mejor al turismo catalán con la independencia? El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Joan Molas, cree que el atractivo turístico de Cataluña seguiría siendo el mismo y que dependería de cómo se hiciera el proceso.

De hecho, incluso podría beneficiar a la industria local. Molas ha destacado en un acto organizado por la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo (ACPT) que salir del euro sería "magnífico" para la industria por la posibilidad de devaluar la moneda y ganar más competitividad con los precios. No obstante, ha admitido que empobrecería al resto de la población.

Por su parte, la Generalitat se muestra, como era de esperar, mucho más segura de los beneficios de una eventual independencia. El secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat, Pere Torres, ha asegurado que en ese caso Cataluña podría suprimir la tasa turística" porque se cubriría con el incremento de recursos que tendría el territorio.

Torres ha asegurado que no le preocupa perder el amparo de la marca España, pero ha admitido que la reacción del mercado turístico español con posibles boicots sería relevante por su elevado peso en el turismo catalán.

El presidente de la Asociación Catalana de Agencias de Viaje Especializadas (Acave), Martí Serrate, ha asegurado que el escenario no le inquieta demasiado, y ha señalado que le preocupa más el "déficit de infraestructuras de Cataluña y el centralismo del estado español".

Por otro lado, el diputado del PP en el Parlament Rafael Luna ha considerado que la independencia perjudicaría el atractivo turístico de Cataluña porque los extranjeros perderían la referencia de viajar a España, y ha puesto como ejemplo que 12.000 rusos se hayan desplazado de la costa dorada hasta Vinaròs (Castellón) para ver una espectáculo taurino.