La web para viajar (casi) gratis llega a España

La web para viajar (casi) gratis llega a España

El portal de intercambio de viviendas Nightswapping abre oficina en Barcelona

Ignasi Jorro

Barcelona

06/10/2015 - 17:09h

Nightswapping se basa en el trueque de viviendas

"Alojarse doce días en Los Ángeles por 9,99 euros". Este es uno de los ejemplos de casos de viajeros que da Pilar Enrile, portavoz de Nightswapping, la web que permite viajar (casi) gratis trocando noches en domicilios particulares. El portal acaba de estrenar oficinas en España con el objetivo de conquistar el mercado local.

"España es el tercer estado más activo a la hora de intercambiar casas. Tenemos 15.000 usuarios en el país y más de 150.000 a nivel mundial", enumera la representante comercial.

Nightswapping permite alojarse en otras ciudades sin pagar casi nada con una condición: que abras tu casa a otros visitantes. "Somos una mezcla entre Airbnb y el couchsurfing que practican los mochileros", abunda la profesional. 

Tú en mi casa y yo en la tuya

El funcionamiento es muy simple. El viajero gana noches –como créditos- por cada pernoctación de otro viajero en su casa. Después, la utiliza para viajar gratis a cualquier lugar del mundo. "Y estamos en 10.000 ciudades y 160 países". 

Las noches de intercambio ('swap' en inglés) también se pueden comprar, si no se dispone de domicilio o se es celoso de la intimidad. "Valen de siete a 49 euros la noche, dependiendo de la casa: no es lo mismo un loft en Nueva York que una casita en Almería", explica la portavoz.

Encaje legal 

Nightswapping se define como economía colaborativa: no hay lucro del anfitrión –"Los viajeros  ganan noches para viajar y nada más", destaca Enrile- y opera legalmente allí donde actúa. Con lo que respecta a la plataforma, cobra 9,99 euros por reserva al huésped. "No hay beneficio económico, por lo que el portal es plenamente legal".

Creada en 2012 en Francia, Nightswapping crece a un ritmo del 10% anual. Espera llegar al millón de usuarios en tres años. Antes, sin embargo, ultima una aplicación móvil y ha cerrado un contrato para asegurar la tranquilidad del usuario: una póliza universal de la aseguradora Allianz que cubre hasta 450.000 en daños al domicilio. Un extremo, asegura la profesional, que nunca se ha producido.