Limpieza avanzada y pisos vacíos 72 horas:Airbnb diseña su desescalada

Los anfitriones podrán bloquear los pisos para dejarlos vacíos 72 horas entre estancias.

Limpieza avanzada y pisos vacíos 72 horas:Airbnb diseña su desescalada

La plataforma de alquiler lanza un protocolo de limpieza y seguridad y añade una herramienta para bloquear los alojamientos 72 horas entre estancias

Mar Nuevo

Madrid

28/04/2020 - 11:08h

Mientras comenzamos a ver luz al final del túnel de esta crisis sanitaria y los Gobiernos empiezan a plantear cómo aliviarán las restricciones para viajar cuando llegue el momento, el resto de actores implicados en el sector dibujan ya sus propios escenarios. Es el caso de los hoteleros y también de las plataformas de alquileres turísticos como Airbnb, que ha presentado su propia estrategia.

El programa, denominado de ‘Limpieza avanzada’ pondrá a disposición de los anfitriones recursos informativos sobre “minuciosos procedimientos e indicaciones para limpiar cada habitación”, pero también una herramienta que permitir bloquear las reservas para garantizar que el espacio estará vacío durante un plazo, estimado inicialmente en 72 horas, entre una estancia y la siguiente.

La plataforma otorgará certificaciones a los anfitriones que se adhieran al programa de limpieza exhaustiva

[Para leer más: Aviones, hoteles y playas: cómo cambiará el turismo tras el Covid-19]

Limpieza y prevención

Las medidas se basan en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, expertos como el doctor Vivek Murthy, antiguo cirujano general del país, y empresas de los sectores de la hospitalidad y la higiene sanitarias, según la plataforma.

El seguimiento de estas pautas podrá ser identificado por los huéspedes en cada alojamiento ya que obtendrán una certificación por parte de Airbnb, en una campaña que entrará en vigor a partir de mayo.

Respecto a la limpieza, las nuevas normas avanzada incluirán directrices específicas de desinfección y prevención de la propagación del coronavirus. Entre las medidas, el responsable de la limpieza deberá esperar un tiempo antes de entrar al alojamiento para limpiar y utilizar equipos de protección, como mascarilla y guantes, además de desinfectantes y geles de manos que estén aprobados por las autoridades pertinentes.

72 horas entre estancias

También se ha implementado en la plataforma una nueva herramienta que marca como no disponible un periodo determinado entre la salida de unos huéspedes y la llegada de los siguientes.

Los viajeros podrán buscar e identificar fácilmente los anuncios en la plataforma que cumplan con los requisitos de limpieza establecidos

Los anfitriones pueden comprometerse así a mantener su espacio vacío durante un plazo de tiempo concreto, actualmente está establecido en 72 horas, en el que los huéspedes no podrán hacer reservas.

Esta opción se probó inicialmente para el programa de alojamiento para personal sanitario, a través del cual los anfitriones han ofrecido más de 200.000 espacios al personal médico y de emergencias de todo el mundo.

El futuro de los viajes

La iniciativa, si bien no “puede eliminar por completo” el riesgo en los viajes, afirma la plataforma, “tiene como objetivo prestar apoyo y proteger a nuestra comunidad”.

En este sentido, los huéspedes podrán buscar e identificar fácilmente los anuncios en la plataforma que cumplan con los requisitos establecidos por el programa. Los anfitriones, por su parte, tendrán acceso a material informativo avalado por expertos sobre pautas de limpieza.

Los Gobiernos, las autoridades sanitarias y las comunidades “podrán recurrir a este inventario con el fin de gestionar la reapertura de los viajes de forma controlada y de volver a impulsar la industria del turismo”, sostiene la plataforma, que además reafirma su colaboración con las administraciones locales, los expertos sanitarios y otras autoridades para garantizar que se tomen las medidas de precaución adecuadas.

“Los hogares se han convertido en un refugio. A partir de ahora, los viajes se basarán en una nueva zona de confort en la que primarán la intimidad y las ventajas de sentirse como en casa lejos de ella, sin aglomeraciones ni grandes movimientos” afirma el presidente del equipo de alojamientos en Airbnb, Greg Greeley. Su labor, añade, pasa por “adaptarse a las recomendaciones oficiales y satisfacer las nuevas preferencias de todo el mundo, y para que los anfitriones y huéspedes puedan trabajar unidos para ofrecer, gestionar y tener a su disposición alojamientos más limpios”.