Los administradores de Husa sospechan que hubo retrasos en la suspensión de pagos

Los administradores de Husa sospechan que hubo retrasos en la suspensión de pagos

El informe alaba la buena disposición para colaborar de la hotelera pero detecta que se demoró demasiado en algunas tomas de decisiones

Gabriel Trindade

Barcelona

30/10/2014 - 21:25h

El presidente de Husa, Joan Gaspart.
La administración concursal de Hoteles Husa sospecha que la compañía se retrasó en presentar los libros en el juzgado de algunas filiales, además de demorarse en la toma de algunas decisiones de gestión necesarias para el proceso. Así lo expresa en el informe técnico en que ha detectado un diferencial entre activo y pasivo de 153 millones de euros en la empresa de Joan Gaspart.

El abogado de la firma Mazars, José Manuel Calavia, y el economista de Roca Junyent, Josep Pujolràs, explican que han detectado que "la solicitud de declaración en concurso de acreedores de las filiales se estaba demorando de manera injustificada y que ello podría agravar la situación de insolvencia de éstas perjudicando así a los acreedores de cada una de ellas".

También señala que en fecha 13 de mayo la administración concursal presentó un escrito al titular del juzgado mercantil número 3 de Barcelona, José María Seijo, en que solicitaba la declaración en concurso necesario de estas filiales, así como el traspaso de derechos políticos de la compañía. Las medidas fueron acordadas por el tribunal el 16 de junio.

Calavia y Pujolràs indican que la colaboración de Gaspart y su equipo ha sido buena. No obstante subrayan que en "ciertos casos ha habido un retraso injustificado en la toma de algunas decisiones que esta administración consideraba relevantes".

El análisis de los dos técnicos es preliminar. Por tanto, no se puede extrapolar que estas afirmaciones signifiquen que Joan Gaspart y sus directivos serán declarados culpables por retrasar la suspensión de pagos en la calificación concursal. Sin embargo, sí son unos indicios que podrían confirmarse más adelante.

Joan Gaspart llevó a concurso a la principal división de Husa en febrero tras varios meses de rumores sobre su delicada situación económica. La compañía presenta unos activos de 68 millones frente un pasivo de 221 millones. La deuda podría ascender hasta los 270 millones.

La hotelera buscará el convenio con los acreedores. El calendario fija que antes de Navidad se deberá cerrar las negociaciones con los acreedores. El concurso se podría acabar levantando sobre Semana Santa.