Los arrendadores turísticos ilegales esquivan las multas en Mallorca

Los arrendadores turísticos ilegales esquivan las multas en Mallorca

Un defecto de forma impide sancionar a los propietarios de los apartamentos no declarados

Carles Huguet

Barcelona

13/08/2015 - 22:28h

Imagen de archivo en una playa de Mallorca

Vía de escape. Los arrendadores turísticos de las islas Baleares van a ahorrarse las multas impuestas por la Conselleria de Turisme i Esports por un defecto de forma. Según el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº2 de Palma, uno de los expediente tramitados es "nulo" debido a que la notificación de la sanción se envió al apartamento en alquiler y no al domicilio habitual.

El fallo anula la multa pese a que los propietarios del inmueble admitieron alquilar una vivienda para uso turístico y anunciarlo en internet. Todo sin haber presentado la DRIAT (Declaración Responsable de Inicio de Actividad Turística) como exige la ley de Turismo del archipiélago. Al tratarse de una de las primeras infracciones, se crea un modelo a seguir para el resto de demandados.

Un precedente

Con este caso individual, relativo a una infracción en la localidad de Andratx, en el oeste de la isla de Mallorca, se genera un precedente para el resto de arrendadores sancionados. La multa perdonada es de 4.801,20 euros, pero los castigos pueden alcanzar los 30.000 euros.

Además, el magistrado ha rubricado que "la sentencia es firme y no cabe recurso contra ella". La administración se queda maniatada debido a la chapuza cometida entre 2013 y 2014, cuando se intentó notificar la sanción al demandado.

Negocio en auge

El negocio de los apartamentos turísticos de particulares está en auge, especialmente tras la implementación de plataformas como Airbnb. Según apunta el Diario de Mallorca, el precio en las islas oscila entre los 800 y los 1.700 euros de media dependiendo de la capacidad de la vivienda.