Los barcos del Port Olímpic mutan en hoteles ilegales para fiestas

Los barcos del Port Olímpic mutan en hoteles ilegales para fiestas

Veinte embarcaciones se alquilan a grupos a través de Internet para celebrar 'party boats'

Redacción

Barcelona

28/07/2014 - 16:46h

Instalaciones del Port Olímpic de Barcelona
Alquilar un barco por noches para organizar fiestas. Esa es la lucrativa práctica que tiene en el punto de mira el Port Olímpic de Barcelona, que ha detectado una veintena de embarcaciones amarradas en sus muelles que se dedican a esta actividad.

Los botes se comercializan a través de Internet y sus arrendadores son, habitualmente, gente joven que organizan party boats en cubierta. A juicio de los responsables del puerto, estas fiestas suponen un riesgo para las instalaciones.

Principalmente porque algunos de los botes no salen siquiera a navegar, por lo que es probable que carezcan de certificados de navegabilidad o radiofonía o que no estén actualizados. Lo que más preocupa en el Port Olímpic, sin embargo, es el estado del cableado de los botes, ya que una chispa podría provocar un incendio en embarcaciones, que arden con facilidad, según explicó el director de las instalaciones, Jordi Guitart, a La Vanguardia.
 
 
Los alquileres ilegales compiten contra las empresas autorizadas para hospedar turistas en el puerto
 
Pero el negocio derivado del alquiler de botes no se limita simplemente a los party boats, aunque con frecuencia deriven en estos eventos. Buceando por Internet, se pueden encontrar ofertas tanto para dormir como para navegar,  e incluso servicios con desayuno incluido.

Los precios son muy variables y pueden alcanzar hasta los 300 euros, aunque buscando las mejores ofertas se puede alquilar un barco por 100 euros durante dos noches. Uno de los problemas derivados de esta actividad es que se utilicen los servicios propios del Port Olímpic para obtener un lucro, como puede ser el servicio eléctrico, el agua o los baños.

En el puerto existen, a su vez, empresas que están autorizadas para ofrecer servicios de hospedaje en los botes de forma legal.