Los despidos en NH provocan 50 millones de pérdidas

Los despidos en NH provocan 50 millones de pérdidas

El proceso de restructuración de la cadena lastra los resultados hasta septiembre

Redacción

15/11/2012 - 21:25h

A NH Hoteles la restructuración en España a NH Hoteles le está saliendo cara. El aumento del gasto en indemnizaciones de plantillas ha llevado a la cadena hotelera a registrar unos número rojos de 50 millones en los nueve primeros meses del año frente a los 1,4 millones de euros un año antes.

NH ha indicado en su informe remitido a la CNMV que España, con los precios más bajos del grupo, un mercado laboral poco flexible y un alto porcentaje de rentas fijas sigue lastrando los resultados consolidados. Así, la compañía pretende seguir reduciendo los gastos de personal y los arrendamientos de manera especial en el territorio español. El grupo compensa las pérdidas en el mercado nacional (e Italia) con el buen funcionamiento de sus negocios en el Benelux y Europa central.

Descenso de facturación


La compañía facturó 979,6 millones de euros, lo que supone una caída del 3,7% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando facturó 1.017,7 millones. NH destacó que España presentó la peor evolución del tercer trimestre. La actividad hotelera del grupo ingresó en España un total de 217,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone una caída del 9,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Este deterioro fue más acusado en el segmento corporativo, lo que ha contribuido a la caída de los precios entre semana. En términos generales, ese descenso llega al 7,9%. España, Italia y Benelux sufrieron un mayor detrimento en este negocio, con descensos superiores al 8%, frente a Europa Central.

Barcelona, la excepción

La ciudad de Barcelona se ha comportado mejor, que otras ciudades manteniendo las tarifas. También la ocupación cayó en los nueve meses un 4%, hasta un promedio del 63%. La compañía confía en un comportamiento "más positivo" en el cuarto trimestre y que en noviembre y diciembre la demanda de negocios doméstica siga débil con reducción de precios, con un impacto negativo en Madrid y destinos secundarios, frente a una mejor evolución en Barcelona y vacacional.