Los dueños de pisos turísticos boicotean a la patronal hotelera de BCN

Los dueños de pisos turísticos boicotean a la patronal hotelera de BCN

Un grupo de manifestantes increpa a Jordi Clos, presidente de los hoteleros de Barcelona, por considerar que la patronal pretende liquidar al resto de empresarios turísticos

David Placer

Barcelona

27/03/2015 - 01:30h

Protesta contra el presidente de los hoteleros de Barcelona, Jordi Clos.

Los propietarios de los apartamentos turísticos torpedearon este jueves la presentación de Jordi Clos, presidente de la patronal hotelera de Barcelona, en el encuentro Tribunal Barcelona, celebrado en el hotel Palace de la capital catalana. Un grupo de manifestantes organizó una concentración frente al lujoso establecimiento para protestar contra "el dominio del poder hotelero en la definición de las políticas turísticas en la ciudad".

Los dueños de pisos turísticos consideran que el gobierno local de Barcelona, presidido por el convergente Xavier Trias (CiU), favorece a los hoteleros en contra de los propietarios de los pisos legalmente establecidos y con licencias expedidas por el propio ayuntamiento.

Los manifestantes aguaron el encuentro del propietario de la cadena Derby y de la patronal hotelera que siempre ha tenido voz y voto en la política turística de Barcelona. Los propietarios de los apartamentos exhibieron consignas contra el gremio hotelero en una protesta que fue vigilada de cerca por los Mossos d'Esquadra.

Las reticencias

Los pequeños empresarios ven con reticencias que el sector hotelero comience a incursionar con fuerza en un terreno que no deja de ganar adeptos: el de los apartamentos. El creciente número de familias y grupos de jóvenes que optan por un piso en lugar de una habitación de hotel se ha disparado en los últimos años.

Consciente del auge de ese mercado, el propio Jordi Clos ha inaugurado cuatro hoteles durante los últimos meses (calles Villarroel, Viladomat y Avinyó en 2013 y Milà y Fontanals en 2014) y completó su cartera de ocho edificios antes de la suspensión de concesión de licencias de apartamentos turísticos adoptada por el Ayuntamiento de Barcelona el año pasado.  

No es el único. El hotelero Quique Sarasola acaba de lanzar su portal para alquilar pisos y el hotel Majestic también gestiona un edificio de apartamentos en pleno Paseo de Gràcia, frente a su emblemático edificio.

 Cambio de política el 2019

Los pequeños empresarios e inversionistas creen que la política del ayuntamiento favorece a los hoteleros en perjuicio de los propietarios de pisos turísticos que, a su juicio, son penalizados con trabas y normativas engorrosas para impedir su actividad. De hecho, los propietarios de una licencia de apartamentos turísticos deberán agrupar sus pisos en edificios únicos antes de 2019.

El presidente de la patronal hotelera, Jordi Clos, asegura que nunca ha estado en contra del sector de los apartamentos turísticos sino que siempre ha defendido la legalidad y profesionalidad del sector.