Los futuros huéspedes dan forma al nuevo cinco estrellas de Barceló

Los futuros huéspedes dan forma al nuevo cinco estrellas de Barceló

El establecimiento recién inaugurado en el Barrio de Salamanca de Madrid es fruto de la colaboración de sus potenciales clientes, a partir de ideas en la decoración y los servicios

Sonsoles Vázquez

Madrid

11/01/2016 - 20:32h

Habitaciones clásicas con detalles vanguardistas.

El nuevo cinco estrellas del Grupo Barceló acaba de abrir sus puertas en el madrileño barrio de Salamanca. El llamado a ser el flagship de la cadena hotelera es fruto de un proceso pionero de co-creación, en el que sus potenciales clientes han intervenido directamente con sus ideas en la decoración y los servicios.  

Sobre todo, han tenido especial peso las sugerencias de un grupo de 25 emperatrices, mujeres líderes en diferentes ámbitos profesionales, como la empresaria Carla Royo-Villanova, la galerista Soledad Lorenzo, la interiorista Isabel López Quesada o la periodista Rosa María Calaf.

Ideas aceptadas

Durante varios meses de 2015, a través de las redes sociales y la web www.barceloemperatriz.com, se fueron recibiendo y votando todas aquellas aportaciones destinadas a conseguir el hotel soñado por sus huéspedes. Ahora se están implementando muchas de ellas, como que en los desayunos o meriendas se puedan degustar los típicos churros madrileños, que en los cuartos de baño se encuentren planchas de pelo de alta gama, o que las habitaciones cuenten con una carta de cargadores y puertos HDMi y USB.

¿Más ideas inspiradoras que se han puesto en práctica?: Muchas flores frescas y WiFi gratuito y de calidad en todo el hotel; una Carta Healthy Gourmet para disfrutar del placer de la alta cocina sin arriesgar la salud; un desayuno Express con precios mini; cuartos de baño con albornoz y zapatillas, bañera y ducha separadas, y buena luz para maquillarse; habitaciones con carta de almohadas y cafetera y tetera; y terraza en la azotea.

El bar Eugenie

Chic y tecnológico

Construido en torno a la figura de la emperatriz Eugenia de Montijo en el siglo XIX, y reconvertido ahora en un hotel propio de la era digital, Barceló le ha añadido además una estrella con sus prestaciones de lujo. Las habitaciones siguen el concepto B-Room, decoradas con un mobiliario vanguardista que contrasta con detalles clásicos, como sus butacas en capitoné, y han sido equipadas con artículos de última tecnología, como un panel de conectividad Mini Media Hub que enlaza la televisión de la habitación con móvil, tableta o portátil mediante una conexión USB o Bluetooth.

Sus instalaciones se completan con el relajante restaurante Mutis para el desayuno buffet y una selecta carta que incorpora el menú diario Healthy Gourmet, y el bar Eugenie, con diferentes zonas de estar para disfrutar de una extensa carta de cócteles. Y como nuevo servicio sobresale la figura del Guest Experience Manager, que se encarga de asesorar de forma personalizada a los clientes sobre los sitios más top de la ciudad.