Los grandes hoteleros plantan cara a las prospecciones del Mediterráneo

Los grandes hoteleros plantan cara a las prospecciones del Mediterráneo

Barceló, Escarrer, Fluxá, Matutes y Riu advierten del riesgo letal que corre el turismo de Baleares y Valencia

Los grandes hoteleros españoles sumarán influencia y recursos para plantar cara al Gobierno. Las costas de Canarias no son las únicas aguas españolas afectadas por planes de prospección. En 2.400 kilómetros cuadrados entre Valencia y Baleares, cuatro grandes compañías europeas buscarán gas y petróleo los próximo meses si el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy (PP), no revoca los permisos que su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), dio en su día. El líder socialista también autorizó el almacén de gas que provocó terremotos sin precedentes en Vinarós (Castellón).

Las intenciones de las energéticas han conreado el clamor unánime de los vecinos, ecologistas y asociaciones de la zona. Este movimiento popular ha logrado la alianza inesperada de cinco de los siete magníficos del turismo español. Simón Pedró Barceló, Gabriel Escarrer, Miguel Fluxá, Abel Matutes y Carmen Riu ya han señalado a Moncloa las consecuencias que tendría para la imagen de Baleares como destino, así como para el medio ambiente, de esas actuaciones industriales. El sector podría verse gravemente alterado.
 
 
Fluxá proclama que Rajoy tiene capacidad legal para detener las perforaciones
 
El empresario más beligerante es el copresidente de Barceló. Coincide con la Federación Hotelera de Mallorca en exigir “la paralización de las prospecciones por las consecuencias medioambientales que podrían tener para la costa mediterránea. Cualquier medida que pudiera poner en peligro el desarrollo de la actividad turística podría ser letal”, señala el amigo del ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton (D). Barceló es además el único representante del sector en el Consejo Empresarial para la Competividad, que, bajo la batuta de César Alierta, agrupa a los principales patrones del país.

El primer ejecutivo de Iberostar también ha mostrado en las últimas horas “su total desacuerdo” con la iniciativa perforadora. Ha apoyado el presidente balear, José Ramón Bauzá (PP), contra las prospecciones. Fluxá se muestra convencido de que Rajoy “tiene capacidad legal para detenerlas”. Escarrer pide dar esquinazo al cortoplacismo. “Hay que pararlas, y si hubiera que indemnizar es fundamental que seamos capaces de mirar a largo plazo”, insiste el presidente el consejero delegado de Meliá.
 
 
Matutes cree que Soria parará los proyectos si el informe ambiental sale negativo
 
Carmen Riu añade, a través de El Mundo, que “actuaciones como esta no sólo dañan el destino turístico, sino la imagen exterior española”. Más condescendiente se muestra el ex ministro Abel Matutes.

El jefe de la diplomacia en época de José María Aznar (PP) ha lanzado un mensaje de tranquilidad, aunque fue el primero en alzar la voz y hacer sonar la alarma. Se trata del mayor hotelero de la zona y aún mantiene puentes con el actual PP. En las últimas horas, se ha mostrado confiado en que “si el informe de impacto medio ambiental es negativo, el ministro [de Industria] dirá que no”.