Los hosteleros de Castellón proponen rebajar los sueldos hasta un 35%

Los hosteleros de Castellón proponen rebajar los sueldos hasta un 35%

Más de 15.000 trabajadores del sector podrían verse afectados por la medida

J. Cavanilles

09/08/2013 - 14:04h

Los trabajadores de la hostelería de Castellón en pie de guerra contra la patronal. Motivo: la negociación de un convenio que podría reducir significativamente el salario de los cerca de 15.000 profesionales del sector (más otros 10.000 que se incorporan en verano). Este jueves, los sindicatos convocaron una nueva protesta, esta vez a las puertas del Gran Hotel de Peñiscola.

El plazo para negociar se agota: el actual convenio expiró a finales de 2011 y, pese a que existe un acuerdo para prolongar la ultraactividad hasta el 31 de octubre, los sindicatos acusan a los empresarios de negarse a un nuevo acuerdo.

La hostelería en Castellón debe ser ahora uno de los pocos sectores que no tiene convenio. De aprobarse la actual propuesta, un camarero que cobraba 1.027 euros mensuales podría quedarse con 641 (más complemento de puesto de trabajo).

Otros convenios

David Rubert, de CCOO, lo tiene claro: “no vamos a aceptar ninguna propuesta que signifique una pérdida de poder adquisitivo”. Reconoce que las circunstancias son difíciles pero recuerda que recientemente el textil ha suscrito un convenio en el que se mantenían los salarios y en el metal se contempla un aumento del 0,5% en 2013 y 0,7% en 2014.

Emilio Pin, responsable del servicio jurídico de Ashotur (Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo) no niega que la patronal apuesta por una bajada de salarios. “La situación es difícil y el sector no puede ofrecer las mismas condiciones que en 2007, cuando se firmó el anterior convenio”.

Un recorte inevitable

Para Pin, un recorte de salarios es inevitable “para evitar el cierre de más negocios y mantener el empleo”. Recuerda que la posición de la asociación no es tan descabellada como critican los sindicatos: “es lo que ha recomendado esta semana el FMI y la Unión Europea”.

CCOO asegura que no están dispuestos a firmar nada que suponga un recorte salarial pero, precisamente, ese es el caballo de batalla de Ashotur. Desde el sindicatos explican que, ahora, un recepcionista tiene un sueldo de 1.052 euros mensuales (15 pagas). La oferta de los empresarios es 641,4 euros más 125 de complemento de puesto de trabajo. Con las pagas prorrateadas pasaría a cobrar 873,3 euros mensuales. Es decir, cerca de un 35% menos al año.

Como en Marina D’Or

Los 641,4 euros son el salario base para cada trabajador, lo que cambia es el complemento. Este puede oscilar entre los 50 euros de un auxiliar de limpieza y los 300 de un responsable de sección.

Según Rubert, “lo que pretende Ashotur es extender a todo el sector los convenios que han suscrito empresas como Marina D’ Or o Hoteles Intur”. De hecho, el encargado de negociarlos también fue Emilio Pin.

El abogado insiste, la situación del cerca de centenar de asociados a Ashotur no puede mantener las actuales condiciones. “Hay que llegar a un acuerdo y asumir la congelación o incluso las pérdidas de algunos derechos adquiridos”, apunta. “Pero si no hay sacrificio por ambas partes, para muchas pequeñas y medianas empresas será el cierre, y eso es mucho peor”.

Ultraactividad en diferido

Desde CCOO creen, además, que la entidad esta utilizando una táctica dilatoria para no negociar. “Se llegó a un acuerdo en julio para prolongar la ultraactividad hasta octubre, para tener el verano tranquilo y que la gente no se movilice, pero no hay voluntad de negociar”. Y si no hay acuerdo, no hay convenio.

La próxima reunión será el próximo 20 de agosto. CCOO lo considera una prueba más de la “nula” voluntad de negociar. “A este paso llegará octubre y sólo habremos tenido tres o cuatro encuentros, así en imposible llegar a ningún entendimiento”.