Los hoteleros de BCN piden no ser un balón político

Los hoteleros de BCN piden no ser un balón político

El sector denuncia ataques electoralistas y recuerda el "empleo creado"

Ignasi Jorro

Barcelona

29/04/2015 - 21:56h

Los hoteleros recuerdan la "creación de empleo"

Ha sido un aviso. Uno de los pocos que se emiten desde un sector que normalmente rechaza entrar en la arena política. Pero tras ataques virulentos contra la saturación turística de Barcelona, un grupo de hoteleros ha avisado el miércoles de que "se les ha situado en el centro del debate". Han expuesto sus argumentos: crean empleo y dinamizan los barrios en los que se instalan, dicen.

Uno de los más sintéticos ha sido Santiago Hernández, director del hotel Barcelona Princess. "Somos un sector discreto, pero con los mensajes electorales se nos ha situado en la diana", ha avisado tras la presentación del Estudio de Casos de Excelencia en RSE en la hostelería de Barcelona en la escuela de negocios Esade. Por su parte, Marc Riera, director del H10 Art Gallery, ha señalado que los alojamientos "son simbióticos con los vecinos y el entorno".

Hernández suscribe sus palabras. "Quizás es porque vengo del País Vasco, que sufrió una reconversión industrial. Pero aquí gestionamos un éxito. No veo el rechazo al turismo que otros sí ven", ha constatado.

Desconexión

En un escenario en que la masificación turística de algunos barrios marcará la carrera para ser alcalde de Barcelona, la posición del sector no es monolítica. "Ha faltado conexión entre los turistas y la ciudad. Cuando en realidad, las prácticas de muchos alojamientos son de diez", ha valorado Ignasi Uñó, máximo responsable del hostal hi-tech Twentytú.

Los tres profesionales han constatado que la proximidad de las urnas es terreno fértil para mensajes extremos. ¿La receta para evitar el calentamiento? "Mi hotel vende Barcelona, creo que es lo que hay que seguir haciendo", ha añadido González.

Los tres hoteleros han insistido en el trabajo con el entorno inmediato para evitar desconfianzas. No obstante, el trabajo presentado antes de su intervención les ha puesto deberes: menos del 40% de alojamientos de la ciudad tiene políticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).