Los hoteleros españoles comienzan a ver brotes verdes

Los hoteleros españoles comienzan a ver brotes verdes

El sector prevé mejoras este verano pese a las caídas del turismo interno y de la rentabilidad

David Placer

04/07/2013 - 14:36h

Estamos mal pero vamos bien. Los hoteleros consideran que la temporada de verano será muy similar a la del año pasado (relativamente mala), pero ya anuncian la luz al final del túnel, los esperados brotes verdes. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y PriceWaterhouse presentaron este jueves en Madrid el Observatorio de la Industria Hotelera, un estudio que muestra las perspectivas del sector en función de las reservas y la percepción de sus agremiados.

Los hoteleros siguen enfrentando un mercado complicado, en especial por la reducción del consumo del turista español, que este año viajará menos y sólo durante los meses de agosto, según sus previsiones. Pero el análisis también valora negativamente la rentabilidad que está arrojando la explotación del negocio. Una buena parte de los hoteles urbanos sigue endeudados por la enorme inversión de expansión que desarrollaron durante la bonanza inmobiliaria y hoy, aunque tenga el hotel a rebosar, sigue enfrentando resultados negativos.

La meta: 58 millones de turistas

Pero pese a la situación sombría, el presidente de los hoteleros augura un final de temporada positivo. “Considero que el sector de sol y playa, las zonas tradicionalmente turísticas, tendrán más visitantes que otros años. Creo que podremos alcanzar los 58 millones de turistas extranjeros, muy cerca del récord histórico de 2007”, aseguró Juan Molas, presidente de la CEHAT.

Las zonas de sol y playa ya están por encima del 80% de ocupación y en algunas zonas como Benidorm se supera el 90%. Molas pronosticó que el turismo en Catalunya aumentará 8 puntos, en Baleares, 4 puntos y en Valencia 3 puntos (8 en Valencia ciudad). Las zonas con mayor incertidumbre son las interiores (Madrid cuenta con una baja reserva hotelera) y las del norte de país.

Los mismos europeos, más rusos

España continúa disfrutando de una alta fidelización turística. Los mercados emisores de Francia, Inglaterra se mantienen estables y desciende ligeramente Alemania, excepto en Mallorca, donde sigue habiendo un aumento de visitantes de ese país. Ha descendido los turistas de mercados no tan mayoritarios como Portugal, Bélgica, Holanda e Italia.

Por contra, aumentan los visitantes procedentes de Rusia (unos 1,8 millones el año pasad), los de Europa del Este y de los países nórdicos, con una altísima fidelidad.