Los hoteleros españoles siguen apostando por el ladrillo

Los hoteleros españoles siguen apostando por el ladrillo

El volumen de establecimientos en propiedad vuelve a los niveles registrados en el año 2011

Carles Huguet

Barcelona

09/03/2016 - 19:52h

La mentalidad patrimonialista de los hoteleros españoles persiste. Pese a la burbuja inmobiliaria y la crisis económica, las cadenas siguen interesadas en la piedra y el cemento. Este 2015, en pleno desembarco internacional, el volumen de establecimientos en propiedad aumenta a niveles de 2011 y sube un 3,6% en sólo un año.

"Existe una clara tendencia a la inversión entre las compañías", explica Bruno Hallé, socio director de la consultora Magma HC. "Se tiende a comprar, ya sea directamente o a través de family offices y fondos de inversión", revela. Luego, el tercero en discordia alquila el inmueble a la comercializadora.

Precisamente las rentas, ya sean fijas o variables, han representado el 42% de las operaciones realizadas en España. Un 0,71% menos que hace cuatro años. "Es una opción segura", confirma el analista. Con posibilidades de obtener un interés fijo establecido y sin la necesidad de una gran inversión para el inquilino.

La franquicia, de influencia anglosajona

Los más arriesgados optan por la franquicia, el modelo que domina el mercado anglosajón. "Se puede ganar mucho dinero, si se hacen las cosas bien", puntualiza Hallé. El hotelero normalmente es más conservador. Pero "cadenas como Marriott, Hilton con DoubleTree y Continental con Indigo" son los principales animadores del segmento.

2015 se erige, también, como el año en que España vuelve a resultar interesante para las firmas. El 68% de los activos están en el país frente al 42,6% del año anterior. "Vuelven a considerar la Península atractiva y hay un incremento notable en el precio medio. Lo vemos en el día a día. Hace un par de años ofrecíamos un hotel en Torremolinos y nadie lo quería, ahora lo miran todo", añade Hallé.

Sin embargo, según el Informe de Gestión de Activos Hoteleros elaborado por Magma HC, las grandes animadoras del mercado han sido las socimis. Lideradas por Hispania, han alcanzado un total de 302 millones de inversión. Cinco veces más que los 60 de 2014. Además, el socio de Barceló en BAY planea invertir 1.500 millones de euros entre hoteles y otros activos inmobiliarios. 

En 2016 seguirán las fusiones

En un sector cada vez más compacto, durante el año pasado vimos fusiones como las de Marriott y Starwood a nivel internacional. Entre nuestras fronteras, Barceló adquirió Occidental y NH Hotel Group, la colombiana Royal. El 73% de las cadenas cree que la tendencia seguirá y confía en una "fusión o integración entre firmas españolas en 2016".