Los hoteleros facturan más en plena batalla contra Airbnb

Los hoteleros facturan más en plena batalla contra Airbnb

La patronal Exceltur emprende una ofensiva contra "la competencia desleal" de la economía colaborativa

David Placer

Madrid

20/01/2015 - 20:55h

El alquiler de viviendas particulares para disfrute turístico ha comenzado a aflorar contradicciones e interrogantes en el negocio turístico español. Las empresas del sector han tenido un año espléndido: el 80% asegura que ha mejorado la facturación durante 2014, unas cifras que se reflejan el sólido crecimiento del sector: 2,9% el año pasado.

Pero los hoteleros, que aseguran haber tenido mejores resultados de explotación, apuntan hacia un enemigo común que les ha pillado por sorpresa: los nuevos modelos de negocio de economía colaborativa y las plataforma de alquiler de pisos entre particulares, un negocio donde una sola web, Airbnb, está haciendo temblar a los hoteleros de medio mundo. ¿Se trata de una paranoia empresarial o realmente los hoteleros españoles están siendo gravemente perjudicados a pesar de aumentar sus ingresos?

El balance de año, presentado este martes, por la patronal turística Exceltur muestra una paradoja aplastante: los hoteleros facturan más pero creen que facturan menos por culpa de Airbnb. "Han aumentado ingresos pero consideran que hubiesen podido aumentar más si no hubiera fenómenos como los de la economía colaborativa que comienzan a afectar ocupación hotelera y precios", explica José Luis Zoreda, presidente ejecutivo de la Exceltur.

La patronal ha reconocido que se han visto sorprendido por un fenómeno que no esperaban. El crecimiento del alquiler de viviendas particulares y de coches compartidos ha distorsionado las dinámicas de un sector que hasta ahora sólo analizaba factores más tradicionales y previsibles: llegada y gasto de turistas, número de pernoctaciones y competencia exterior.

Pero la nueva realidad de un negocio que parece incontrolable y difícil de regular, tanto que la patronal ha comenzado a trabajar en un completo informe para analizar las consecuencias económicas del nuevo modelo. "Parece contradictorio pero no lo es. Los ingresos hoteleros en una ciudad como Barcelona, donde Airbnb tiene gran popularidad, apenas han aumentado el 0,85%. Es cierto que les ha afectado el turismo ruso, pero creemos que el principal factor es este nuevo sector que compite con precios más atractivos", explica Óscar Pirelli, portavoz de la patronal.

Exceltur trabajará este año para lograr un nuevo marco normativo que acabe con las ventajas competitivas del alquiler de viviendas vacaciones. "Tenemos una sobreoferta, es una especie de barra libre. No hay demanda que pueda aguantar ese exceso de capacidad de alojamiento. Si no existe un marco que no regule la competencia, lo que podríamos descapitalizar el sector", explica el vicepresidente ejecutivo de Exceltur. "Más de 400 normativas son necesarias para poder operar un hotel. Los requisitos para operar un piso turístico es apenas un registro y cuatro cositas más. No queremos liquidar a los nuevos actores sino competir en igualdad de condiciones", agrega.

Pese a la amenaza de Airbnb y similares, el sector confía que 2015 seguirá siendo mejor: prevé un crecimiento de entre el 1,9% y el 2,6%  y el 70% de los empresarios están confiados en que deberán contratar más personal.