Los hoteles-cabina de Yotel se fijan en España

Los hoteles-cabina de Yotel se fijan en España

El grupo hotelero inglés admite que 'peina' Madrid y Barcelona en busca de oportunidades

Ignasi Jorro

Barcelona

18/12/2014 - 17:28h

Yotel ha revolucionado el sector con habitaciones-cabina cuidadas.
Los micro-hoteles de Yotel podrían llegar pronto a España. La cadena de establecimientos de 'lujo a bajo coste' peina Madrid y Barcelona para posibles aperturas. Ambas ciudades se ajustan a los planes de expansión del grupo británico, que ya ha confirmado una apertura en París en 2016.

En declaraciones a 02B, una portavoz del grupo ha confirmado que las principales ciudades españolas "encajan perfectamente con la filosofía de Yotel". El plan comercial de la firma pivota sobre dos ejes: desarrollo en centros urbanos (Nueva York) y en aeropuertos (Ámsterdam, Londres-Gatwick y Londres-Heathrow).

"Madrid y Barcelona funcionarían en ambos ejes. Tenga por seguro que examinaremos ambas ciudades", ha añadido la misma fuente.

Expansión

El posible desembarco español de Yotel es parte de un plan de expansión global. Hasta la fecha, el grupo británico ha anunciado aperturas en Singapur-Changi (2016), Paris (2016), Miami (2017), San Francisco (2017), Nueva York-Williamsburg (2017) y Singapur-Orchard Road (2017).

La hoja de ruta la está implementado Jason Brown, director de desarrollo. "Este profesional llegó a la empresa hace un par de meses y está pilotando la expansión en Europa", han confirmado fuentes de la empresa.

Lujo antes de volar

Antes, Yotel ha alcanzado la fama con hoteles inspirados en cabinas de avión de primera clase. "Ofrecemos espacios flexibles con todo tipo de comodidades", presume el grupo en su página corporativa. Así, las cabinas de Yotel están equipadas con wifi, check-in digital, duchas monsoon, ropa de cama de primer nivel y escritorios de trabajo.

Concebida para terminales de aeropuerto (como ocurre en Ámsterdam y Londres), la marca también ha buscado su espacio en los centros urbanos. En 2011, Yotel se estrenó en Nueva York. Todos sus alojamientos presumen de alta demanda, del 200% en algunos casos. ¿El secreto? Vender habitaciones por horas.