Los hoteles de Baleares y Canarias se preparan para la tormenta

Los hoteles de Gran Canaria y Tenerife, entre los que más sufrirán las caídas de precios en 2019.

Los hoteles de Baleares y Canarias se preparan para la tormenta

Los precios medios de los hoteles vacacionales caen en 2019, mientras que los destinos urbanos como Barcelona y Madrid recuperan fuerzas

Mar Nuevo

Madrid

05/02/2019 - 11:02h

El turismo español salvó el tipo en 2018, manteniendo e, incluso, superando el récord de llegadas internacionales. Sin embargo, a la recuperación de los destinos competidores como Turquía, Egipto y Túnez se suma la incertidumbre creciente por el brexit, que ya se deja notar en las reservas hoteleras para 2019 y, particularmente en los precios medios.

Los destinos de sol y playa, especialmente Canarias y Baleares, y, en menor medida, la costa del Levante, son los que más sufrirán el ajuste de precios, con contracciones que van del 1,2% en Benidorm hasta el 12,4% en Baleares

Precio medio de hoteles en España

Enero es un mes perfecto para el análisis: es el periodo en el que más reservas se realizan para viajar en fechas posteriores, por lo que una foto de los movimientos acumulados funciona como primer indicador y adelanto fiable de lo que el año nos depara.

[Los hoteles españoles se suman a la marea verde]

Según un estudio de la consultora Mirai en base al análisis del precio medio (ADR) de las reservas ya realizadas para estancias en 2019 y su comparación con el año pasado, los destinos de sol y playa, especialmente Canarias y Baleares, y, en menor medida, la costa del Levante, son los que más sufrirán el ajuste, con contracciones que van del 1,2% en Benidorm hasta el 12,4% en Baleares.

En los destinos urbanos suben los precios hoteleros, especialmente en Valencia, donde se incrementan un 9,3%, seguidos de Madrid (+4,2%), Barcelona (+3,6%) y Sevilla (+3,4%)

Destinos urbanos al alza

Entre los destinos de playa, Baleares es el que ofrece peores perspectivas a partir las reservas ya realizadas, especialmente para periodos como la Semana Santa y la primavera, con precios de entre el 10 y el 15% más baratos que en 2018.

Después de Baleares, Canarias es el destino que más sufre el impacto de la bajada de precio medio, que se desploma un 3,7% en Gran Canaria y hasta un 5% en Tenerife.

En el otro extremo están los destinos urbanos, con incrementos de los precios medios especialmente notables en Valencia, donde se incrementan un 9,3%, seguidos de Madrid (+4,2%), Barcelona (+3,6%) y Sevilla (+3,4%).

[Del riad al ryokan: los alojamientos alternativos se disparan]

La situación en Barcelona, si bien es positiva, se compara con la situación de 2018, calificada de fatídica por la patronal, lo que deja los precios aún por debajo de la situación previa al procés

A más distancia, los precios en Málaga subirán un 0,4%, atendiendo al informe de Mirai que alerta, sin embargo, de que en este destino se mezclan hoteles urbanos y vacacionales.

Cabe detenerse en la situación en Barcelona que, si bien es positiva, se compara con la situación de 2018, calificada de fatídica por la patronal de la hotelería en la ciudad.

Cambio de ciclo

Los datos, si bien aún preliminares, apuntan en la dirección del cambio de ciclo vacacional que ya se anticipa desde la industria y las instituciones: la tendencia a la búsqueda de un turismo de mayor calidad (y no necesariamente en mayor cantidad) con interés creciente por los destinos urbanos en detrimento del sol y playa.