Los hoteles de Mallorca sufren por las tasas y la pérdida de un 15% de estancias

Los hoteles de Mallorca sufren por las tasas y la pérdida de un 15% de estancias

Un estudio de la Federación Empresarial Hotelera de la isla alerta sobre la erosión de rentabilidad que sufren los establecimientos

Redacción

01/02/2012 - 14:55h

El negocio hotelero en los municipios de Mallorca registró una pérdida de estancias del 15% entre 2006 y 2010, a la vez que su negocio acusaba el impacto de mayores tasas locales y costes de suministros. Un estudio de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca muestra que, en ese periodo, los tributos por IBI, tasa de alcantarillado, recogida de basuras e incineración de residuos, sumado a los costes de suministros como la electricidad y el agua, se han incrementado entre un 22 y un 39%.

El informe se basa en 150 encuestas realizadas a hoteles que suman 67.000 plazas de alojamiento. Los hoteles de cinco estrellas son los que más subida de recargos han soportado, por ejemplo un 40% más en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), mientras que los municipios de Mallorca donde más acusado ha sido el descenso de pernoctaciones son los de Capdepera, Son Cervera y Andratx, todos con más de un 20% de estancias perdidas. Por el contrario, una sola localidad de la isla objeto incluida en el estudio, San Llorenç des Cardassar, ha registrado una mejora, del orden del 9%.

La subida de las cargas impositivas ha golpeado a los costes de las empresas, y a la rentabilidad “al no contar con los mismos crecimientos en precios”, apunta la gerente de la Federación Hotelera de Mallorca, Inmaculada Benito. Todo ello se ha traducido en “una disminución del ingreso medio”.

El IBI sube un 97% en Felanixt

En el municipio de Felanixt el IBI ha subido ni más ni menos que un 97% en cinco años, y en otro de gran capacidad alojativa como el de Pollença lo ha hecho un 87%. De media, el alza por este tributo patrimonial ha sido del 35%. En ninguna localidad incluida en el estudio ha habido menor presión impositiva por este concepto.

Los hoteleros han afrontado un incremento del 35% en la tasa de recogida de basuras y de tratamientos de resíduos sólidos urbanos; un tasa de alcantarillado un 25% mayor (con una subida del 104% en Manacor) que ha afectado más, al igual que la anterior, a los hoteles de 4 estrellas: Por lo que respecta a la tasa incineradora que gestiona el Consell de Mallorca, el aumento de la presión fiscal ha sido del 39%. En este ámbito, la capital, Palma, paga un 44% extra respecto a 2006.

El suministro de agua y electricidad no ha sido menos inmisericorde. Los costes por consumo de agua se ha incrementado ligeramente, un 1,7%, aunque quienes lo han acusado en mayor medida son los hoteles de cinco estrellas. En el suministro eléctrico, el valor del coste que pagan los establecimientos es un 28% superior. Y eso a pesar de los esfuerzos realizados en materia de eficiencia energética.