Los hoteles 'ecolo-chic' de Francis Ford Coppola, de película

Los hoteles 'ecolo-chic' de Francis Ford Coppola, de película

El famoso cineasta, Premio Princesa de Asturias 2015, es propietario de tres increíbles 'ecolodges' en Latinoamérica y de dos hoteles palaciegos en Argentina e Italia

Sonsoles Vázquez

31/10/2015 - 20:33h

Una de las cabañas de Blancaneaux Lodge con su piscina privada

Para Francis Ford Coppola, el cine y la hostelería tienen mucho que ver: "En ambos casos hay que encontrar un lugar único –a ser posible abandonado–, preparar un escenario para devolverlo a la vida, componer un decorado especial, elegir la iluminación correcta para crear una atmósfera determinada…".

Y es que, detrás de su conocidísima faceta como cineasta, Coppola es también propietario de tres increíbles ecolodges en Latinoamérica y de dos hoteles palaciegos en Argentina e Italia.

En la jungla y costa de Belize

Sin embargo, no fue hasta 1981 cuando descubrió esta nueva vocación, concretamente en la jungla de Belize, en una especie de cabaña indígena sin electricidad ni teléfono, a más de una hora en 4x4 de una carretera asfaltada, al que se retiró para poder escribir en paz después del rodaje de Apocalypse Now en Filipinas.

Cuando su esposa Eleanor y sus dos hijos, Roman y Giancarlo, fueron a visitarle, decidieron que había que acondicionar el lugar, ampliarlo, contratar personal para mantenerlo… Así nació el ecolodge Blancaneaux, primera piedra de sus resorts.

Las primeras villas

En 2000, el matrimonio adquirió otra propiedad, Turtle Inn, en el pueblo de pescadores de Placencia, en la costa caribeña de Belize, que un huracán destruyó por completo al año siguiente. Fue entonces cuando decidieron construir en su lugar 25 maravillosas villas al estilo balinés y respetuosas con el medio ambiente.

http://www.02b.com/es/img2/2015/10/porche-villa-23265.jpg

En 2003, los Coppola se hicieron con su tercera propiedad en Guatemala, La Lancha, un alojamiento excepcional a orillas del lago Petén Itzá, muy próximo a las ruinas de Tikal y a la reserva de la bioesfera Maya.

De Buenos Aires a Bernalda

Esta colección tan particular de hoteles se vio ampliada años después con el Jardín Escondido, una encantadora mansión en el corazón de Palermo Soho (Buenos Aires), un lujoso laberinto formado por tan sólo siete habitaciones, una piscina climatizada, y balcones, terrazas y patios ajardinados con una vegetación exuberante.

http://www.02b.com/es/img2/2015/10/jardin-escondido-23264.jpg

Decorado con suntuosos muebles y artesanías de la región –como tapices peruanos y máscaras argentinas­–, también alberga una espléndida colección de cine clásico para recordar que estamos en casa de los Coppola.

Y en casa de sus antepasados

La última propiedad del genial cineasta se encuentra en un pueblo de película del sur de Italia, Bernalda, del que eran precisamente originarios sus abuelos. Su emblema es un soberbio palacio del siglo XIX, Palazzo Margherita, que la familia compró en 2005 y restauró por completo con la ayuda del arquitecto y decorador Jacques Grange.

http://www.02b.com/es/img2/2015/10/suite-palazzo-23263.jpg

Frente a su entrada de carruajes es imposible adivinar lo que se oculta detrás: un patio interior neoclásico con arcos, columnas y balcones; un soberbio jardín con fuentes, pérgolas y senderos rodeados de plantas y hierbas aromáticas; salones y habitaciones con suelos de mármol, molduras, frescos pintados a mano , lámparas de cristal de Murano, cientos de piezas de anticuario… En resumen, un sueño de cine.