Este sector pierde el tren del récord turístico de España

Madrid es la segunda ciudad con más pernoctaciones de España.

Este sector pierde el tren del récord turístico de España

Las pernoctaciones hoteleras bajan levemente en el 2018 y las tarifas tuvieron el menor aumento en cinco años

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

23/01/2019 - 11:48h

España pudo salvar por poco su récord de visitas internacionales, pero los hoteles registraron la primera caída de los últimos seis años. Los alojamientos registrados descendieron un leve 0,1% en el número de pernoctaciones durante el año pasado.

Con este registro, informa el Instituto Nacional de Estadísticas, se corta una racha de ascenso continuo que se remontaba a 2012.

Mientas que las pernoctaciones de residentes aumentó el 0,6%, las de los no residentes descendió el 0,4%, precisa este organismo.

Andalucía atrapa a los residentes

De este primer grupo, la comunidad autónoma preferida (y con una amplia diferencia) es Andalucía, que presenció un crecimiento del 3,9%. En tanto Cataluña sigue sin poder atrapar, al menos como en otros años, a los turistas residentes en el país, ya que la cantidad de noches en hoteles bajó el –4,4%.

Los viajeros residentes vuelven a dar la espalda a Cataluña, que desciende el –4,4% las pernoctaciones

Entre las causas se encuentra tanto el crecimiento de destinos competitivos del Mediterráneo Oriental como las consecuencias de la crisis política, que fue más evidente en el primer trimestre del año pasado.

Preocupación en Canarias

En tanto, Canarias, Baleares y Cataluña concentran casi el 70% de las pernoctaciones de los turistas internacionales. Mientras que en las dos últimas los índices estuvieron estables (con crecimientos del 0,4% y 0,9%, respectivamente), el resurgimiento de Turquía, Túnez y Egipto y la devaluación de la libra pasaron factura a Canarias, que tuvo un descenso del –3,6%.

Para leer más: España supera (in extremis) su récord turístico

Barcelona se consolida como el punto turístico con más pernoctaciones, con 20,26 millones (en un 86,5%, de turistas internacionales), seguido por Madrid (19,72 millones) y un pequeño municipio de Las Palmas, San Bartolomé de Tirajana, que tuvo 12,54 millones; debido a su abundante oferta hotelera de sol y playa.

Ralentización del negocio hotelero

El negocio del sector también ha perdido fuerzas el año pasado. La tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en una media del 1,5%, cinco puntos menos comparado con el crecimiento que tuvo en el 2017.

Mientras que el País Vasco (5,8%), Aragón (3,4%) y la Comunidad Valencia (3,2%) mostraron una buena salud económica en el mercado hotelero, en Cataluña se asistió a un descenso del –1%, la única comunidad autónoma con índices negativos.