Los inversores internacionales pierden interés en el sector hotelero

Los inversores internacionales pierden interés en el sector hotelero

Las transacciones en España caen un 27%, hasta los 430 millones de euros

Gabriel Trindade

20/05/2013 - 20:04h

El incremento del turismo en España, que el año pasado recibió un 3% más de visitantes extranjeros hasta alcanzar los 57,9 millones, no disipa las dudas en el sector. Especialmente, en el segmento hotelero, donde la falta de interés de los inversores internacionales ha significado una reducción destacada de las transacciones patrimoniales.

En 2012, la compra-venta de inmuebles descendió un 27% hasta los 430 millones de euros, según un informe de BNP Paribas. Y ya van cinco años de caída libre.

Financiación y precio

BNP Paribas asegura que el motivo del bajo volumen de inversión registrado en 2012 se debe principalmente a la "ausencia de operaciones en activos singulares urbanos y la falta de protagonismo de inversores internacionales”. El documento destaca que "se mantiene el interés por Madrid y Barcelona, pero las potenciales operaciones se ven afectadas por las condiciones de financiación y la distinta percepción de precio de propietarios, operadores e inversores".

Con este panorama, el informe Property Report: European Hotel Market 2012 muestra como en España la mayor parte de transacciones se concentraron en mayor medida en el segmento vacacional y entre operadores e inversores nacionales. El documento destaca en este capítulo la venta de una cartera de cinco hoteles vacacionales en Cádiz y Baleares propiedad de Thomas Cook a un grupo inversor liderado por Iberostar.

Previsión

“Se espera que el ejercicio 2013 sea prácticamente una repetición del 2012”, asegura el documento. Así, España continuará con pocos movimientos económicos “con los inversores en actitud de espera respecto a la mejora de las condiciones macroeconómicas y el acceso a la financiación”.

No obstante, BNP Paribas detecta una variable que puede ser clave en la mejora de la situación. El documento apunta que la estrategia de las cadenas hoteleras de vender patrimonio de sus carteras podría ofrecer “oportunidades interesantes”. En este aspecto, también apunta que la presión de la deuda de esas grandes cadenas también puede ser determinante.

Europa

Los datos españoles no son una rara avis. La inversión hotelera descendió un 5% a nivel europeo aunque en el resto de mercados principales (Reino Unido, Francia, Italia y Alemania) se han producido significativas mejoras. Como España, el Viejo Continente aumentó el número de turistas un 3% hasta las 535 millones de visitantes. Es la parte del mundo que recibe más visitas al año, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El informe apunta que "los parámetros fundamentales del mercado hotelero se mostraron resistentes en Reino Unido, Francia y Alemania mientras que Italia y España siguieron afectados por las consecuencias de la crisis de la deuda soberana".

Si bien, el caso italiano es diferente. El país alpino consiguió doblar el volumen de inversión hotelera (273 millones de euros en 2012), aunque hay que tener en cuenta que los resultados de 2011 habían sido especialmente bajos. Por otra parte, el incremento más acusado se registró en Francia, con un crecimiento del 59% del volumen de inversión hotelera, que ascendió a 1.800 millones de euros