Los mejores trucos para evitar estafas al alquilar un piso en vacaciones

Los mejores trucos para evitar estafas al alquilar un piso en vacaciones

En los meses previos al verano proliferan los anuncios fraudulentos de viviendas turísticas

02B

Barcelona

11/03/2016 - 22:24h

El litoral de Costa de Adeje, en Tenerife, poblado de viviendas de alquiler turístico

A punto de entrar en la primavera, el verano aparece ya en el horizonte. Estos meses previos son utilizados por muchos para planificar las vacaciones estivales y buscar el mejor destino al que viajar. También, para localizar el alojamiento más económico, que en muchos casos pasa por el alquiler de una vivienda.

Desgraciadamente, también es esta una época en la que proliferan los anuncios falsos en internet, tras los que se esconden estafas cada vez más frecuentes. Con el objetivo de evitarlos, recogemos a continuación los mejores trucos para no caer en este tipo de engaños, de la mano del portal inmobiliario pisos.com.

Precio coherente

La primera de las recomendaciones es fijarse en que el precio casa realmente con el tipo de vivienda que estamos alquilando. Para ello, más allá de no caer en ofertas ridículamente bajas para inmuebles de primer nivel, es importante conocer los datos actualizados de las rentas que se piden en la zona.

Comunicación fluida

La comunicación que se establece con el dueño del inmueble también resulta clave para evitar estafas. Por un lado, si éste sólo ofrece la opción de hacerlo por correo electrónico es muy probable que el anuncio sea fraudulento. También se ha de sospechar si se ponen reiteradas pegas para hablar por teléfono o si se llama y el teléfono siempre está apagado.

Una de las estafas más comunes es la del propietario que no puede enseñar la vivienda por encontrarse fuera de España. En esos casos, es recomendable "pedir fotos actualizadas e incluso un vídeo grabado por el anunciante en el que salga él mismo", apuntan desde el portal on line.

Estafas desde el extranjero

También resulta de mucha ayuda, durante la primera búsqueda de viviendas, fijarse en el lenguaje utilizado en el anuncio. Una mala ortografía o sintaxis puede denotar una deficiente traducción de estafas montadas en otros países, o la existencia de una banda internacional de estafadores que operan en los principales destinos turísticos españoles.

Papeles en orden (y reales)

Otro requisito clave es exigir la documentación de la vivienda, en la que se acredite su existencia y la titularidad de la misma. Mediante Google Sreet View se puede observar su ubicación real y ver si el exterior coincide con las fotos del anuncio, explican desde pisos.com. Sobre estas imágenes, tampoco viene mal hacer una búsqueda rápida en Google, para comprobar que no hayan sido utilizadas en otros anuncios.

Precavidos con los anticipos

Con el ánimo de ser precavido, siempre hay que evitar dar grandes cantidades de dinero por anticipado. "Es normal que se exija una señal como reserva, pero no todo el montante del alquiler, y menos antes de ocupar la propiedad", analizan desde este portal.

Contrato firmado

Como en cualquier transacción de este tipo entre particulares es fundamental sellar las condiciones del alquiler a través de un contrato firmado, en el que figuren datos de ambas partes, la renta, las fechas de entrada y salida o la forma de pago, entre otros aspectos. Este documento será la base sobre la que poner una denuncia si finalmente somos víctimas de una estafa.

Acudir a la policía

Por último, si a pesar de estos consejos caemos en la trampa, es básico acudir a la Policía Nacional o la Guardia Civil lo más pronto posible. Eso sí, con la mayor cantidad de información y datos de los que dispongamos para facilitar la búsqueda del timador y, en los casos que sea posible, la restitución del dinero defraudado.