Los millonarios se cabrean cuando no tienen wifi gratis en la habitación 

Los millonarios se cabrean cuando no tienen wifi gratis en la habitación 

Los clientes de los hoteles 'cinco estrellas' se sienten descontentos cuando su habitación de 500 euros, o más, no incluye Internet

Sonsoles Vázquez

Madrid

28/01/2016 - 13:17h

Para el 51 por ciento de los clientes de los hoteles de lujo la conexión wifi es su 'amenity' más deseada.

Muchos hoteles de lujo, tanto de Europa como de Estados Unidos, cobran por el acceso a Internet, algo que no suele pasar en los hoteles de gama intermedia y muchas veces ni en los hostels. Esta carencia les causa gran descontento, y no entienden cómo puede ser que un mayordomo con guantes blancos les acompaña hasta su suite y luego se vean obligados a pagar la wifi.

La 'amenity' más codiciada

Es más, hasta un 5 por ciento de esta clase súper acomodada opina que es su amenity más deseada y el 51 por ciento la considera "extremadamente importante", según datos de Resonance Consultancy.

Esta compañía, que ha realizado un reciente estudio sobre los hábitos y preferencias de los más ricos, entre más de 2.000 viajeros con un patrimonio neto superior a los 2 millones de dólares, afirma que "muchos de los hoteles más caros del mundo cobran un precio adicional por la wifi, simplemente porque pueden hacerlo. Algunos de sus clientes viajan por motivos de trabajo y pasan los gastos, y otros son tan acaudalados que ni se enteran".

En las grandes cadenas hoteleras

Ante este panorama, varias cadenas de hoteles de lujo están sopesando dónde y cómo ofrecer wifi, y si convendría que fuera gratuita. Por ejemplo, Fairmont Hotels Resorts y Kimpton Hotels sólo ofrecen acceso gratuito a Internet a los huéspedes que son miembros de sus programas de fidelidad.

Por su parte, Starwood Hotels Resorts ofrece conexión wifi gratis sólo en espacios públicos y a los miembros también de su programa de lealtad, y siempre y cuando las habitaciones hayan sido reservadas a través de su sitio web o de su aplicación móvil. En sus marcas W y Westin, a los huéspedes también se les cobra una tarifa adicional si quieren wifi en la habitación.

Postura incomprensible

Mientras que el grupo St. Regis sí brinda esta conexión sin coste, InterContinental Hotels Resorts vuelve a regalar la wifi sólo a los adheridos a su programa de lealtad, aunque es gratuita en sus siete marcas de categoría intermedia, como Holiday Inn y Crowne Plaza.

Realmente no se puede entender cómo una habitación de hotel a 500 euros, o más, no ofrezca esta prestación, si los aeropuertos, las cafeterías y los bares se las han ingeniado para hacerlo. A no ser que los hoteles de lujo lo que busquen sea aumentar la participación en sus programas de fidelidad y las reservas directas.

El caso de Hilton

Un caso curioso es el de Hilton que, por San Valentín del año pasado, ofreció wifi gratis en las habitaciones y espacios públicos de sus más de 500 propiedades en todo el mundo El resto del año sólo contempla como gratuito su uso durante determinados horarios.

Muchas de estas lujosas cadenas hoteleras culpan de estas restricciones a su ancho de banda, argumentando que no tienen capacidad para abastecer al número creciente de dispositivos móviles de sus clientes. Y de ahí, lógicamente, que tantos de sus vestíbulos estén saturados de gente consultando su tableta o su ordenador personal.