Nuevos microhoteles: lujo en pequeño formato

La cadena The Hoxton ejemplifica a la perfeción la tendencia de 'microhoteles' de lujo.

Nuevos microhoteles: lujo en pequeño formato

De Londres a Tokio y Nueva York, y de Hoxton a Public Hotel, estos hoteles demuestran que más grande no es (siempre) mejor

Mar Nuevo

Madrid

29/03/2019 - 13:33h

Diseño, tecnología y lujo. Una nueva ola de ‘microhoteles’ se extiende por algunos de los destinos más demandados de Europa, Japón y los EEUU ofreciendo un nuevo concepto basado en precios atractivos, habitaciones de pequeño tamaño y servicios y personal ajustados. A cambio ofrecen las mejores ubicaciones, gastronomía de calidad y lugares con personalidad donde ‘pasan cosas’.

A miles de kilómetros de distancia, el lobby del Hoxton Williamsburg, en Brooklyn, o el del Hoxton Shoreditch, en Londres, ofrecen un día cualquiera una apariencia similar: millennials trabajan en sus Mac portátiles, beben café y degustan algún bocado de diseño entre lujosos sofás de terciopelo de tonos pastel, lámparas vintage y muebles de diseño.

Fundada en Londres en 2012 y con establecimientos en Londres, París, Ámsterdam, Nueva York, Portland y Chicago, la cadena independiente The Hoxton ejemplifica el ascenso de la tendencia de ‘microhoteles’

[Para leer más: Así es la suite de ultra lujo del Crillon diseñada por Karl Lagerfeld]

Al caer la tarde, y en un ambiente informal, viajeros y vecinos del barrio entremezclados acuden a cenar o a disfrutar de alguno de los eventos incluidos en la animada programación, que va desde música en vivo a exposiciones o conferencias.

The Hoxton Williamsburg.
The Hoxton Williamsburg.

El ascenso de los microhoteles

Fundada en Londres en 2012 y con establecimientos en Londres, París, Ámsterdam, Nueva York, Portland y Chicago –próximamente, también en Los Ángeles-,  la cadena independiente The Hoxton ejemplifica el ascenso de la tendencia de ‘microhoteles’, que triunfan especialmente en destinos urbanos con elevadas tarifas hoteleras.

Los microhoteles ahorran en espacio y precio, pero no en diseño, tecnología, oferta gastronómica y agenda de eventos y actividades

Ofrecen precios bajos, que logran especialmente reduciendo al mínimo el espacio en las habitaciones y eliminando algunos servicios habitualmente poco utilizados en los alojamientos como gimnasios o spa, y reduciendo el personal.

No escatiman, sin embargo, en diseño, innovaciones tecnológicas, decoración, oferta gastronómica y programación de eventos y actividades.

[Para leer más: Así es el exclusivo hotel del fundador de Studio 54 en Times Square]

Saben a quién se dirigen: un público millennial y de la generación Z, que viaja sin niños, a centros urbanos y que pasa la mayor parte del tiempo explorando la ciudad. Para estos huéspedes, una ubicación idónea que les facilite el acceso a la oferta cultural y de ocio y unos precios competitivos son más importantes que el minibar o la lavandería.

Ace Hotel Nueva Orleans
Ace Hotel Nueva Orleans.

Diseño y lujo en pequeños espacios

Aunque se dirigen a un público similar que los nuevos hostels, los microhoteles no proponen habitaciones compartidas ni literas por lo que se acercan más a marcas de hoteles boutique como Ace Hotel y Mama Shelter, pioneros en este concepto hace más de diez años.

Entre los más modernos destaca Public New York, diseñado por el estudio suizo de arquitectura Herzog & De Meures y con el sello del incombustible empresario e icono de la noche neoyorkina Ian Schrager

El Jane Hotel, inaugurado en Nueva York en 2008, puede considerarse otro de los primeros en ofrecer este concepto de hotel asequible y moderno, con un diseño ecléctico y enfocado a jóvenes –en su caso, ofrece pequeñas cabinas que no llegan a cinco metros cuadrados y que se inspiran en los compartimentos de los trenes de lujo-.

Nueva ola de microhoteles de lujo

Entre los más modernos destaca Public New York. En un edificio diseñado por el aclamado estudio suizo de arquitectura Herzog & De Meures y con el sello del incombustible empresario e icono de la noche neoyorkina Ian Schrager, se alza un hotel de 367 habitaciones inaugurado en 2017 es un imán para los modernos urbanitas.

Public Hotel NY
Public Hotel cuenta con una tienda propia.

A partir de 135 euros la noche, el hotel está plagado de rincones pensados para el postureo y las fotos de Instagram, cuenta con tres bares –uno de ellos en la azotea que ofrece cócteles mientras se disfruta del skyline de la ciudad- y un espacio de espectáculos que ofrece desde teatros hasta sesiones de DJs.

En Public Hotel las habitaciones se reducen a la mínima expresión pero cuentan con toques de diseño, camas king size y ventanas de suelo a techo que camuflan la escasez de espacio

Las habitaciones se reducen a la mínima expresión: unos 23 m2 de media (excepto las suites de las últimas plantas) con toques de diseño, camas king size y ventanas de suelo a techo que camuflan la escasez de espacio.

También en Nueva York, el CitizenM Bowery ofrece un alojamiento asequible (desde 128 euros la noche) con envoltura de tendencia y arte urbano con una estética ultramoderna y que incluye una gigantesca escalera de 20 pisos con murales de los mejores artistas callejeros.

CitizenM Nueva York
CitizenM, Nueva York.

Sus 300 habitaciones tienen camas de pared a pared y sillas Eames, así como un iPad para controlar desde la temperatura hasta las luces. La cadena cuenta con otros establecimientos en Ámsterdam, Copenhague, Londres, París, Rotterdam, Kuala Lumpur, Shanghái o Taipei.

Las 300 habitaciones de CitizenM Bowery cuenta con camas de pared a pared y sillas Eames, así como un iPad para controlar desde la temperatura hasta las luces

En este estilo encontramos el Pod Hotel, con tres establecimientos en Nueva York y otro más en Washington, y Arlo Hotels, que prevé su expansión desde Manhattan.

Los grandes quieren su 'microhotel'

Las grandes cadenas no son ajenas al desarrollo de esta tendencia y buscan desarrollar sus propias marcas dentro de este segmento. Es el caso de Motto by Hilton, que prevé abrir en 2020 hoteles en varias ciudades, entre ellas Londres, Dublín, Boston y San Diego, en las que ofrecerá espacios sociales comunes y habitaciones eficientemente diseñadas y en los que se primará la ubicación en los mejores barrios.

Moxy Hotel
Marriott se introdujo en esta tendencia a través de la marca Moxy.

Marriott explora el segmento a través de su marca Moxy, que cuenta ya con casi 40 hoteles en los EEUU, Europa y Asia, y otros cien en proyecto. Entre sus últimas aperturas, el Moxy Chelsea de Nueva York, con 349 habitaciones, cafetería italiana, restaurante y bar en la azotea, y que ofrece entre sus servicios el auto check-in con el fin de ofrecer la experiencia más ágil posible a sus huéspedes.