Los ricos compran el Levante a golpe de chequera

Los ricos compran el Levante a golpe de chequera

Christie's constata un aumento de operaciones "en efectivo" en la Comunidad Valenciana

Redacción

Barcelona

24/05/2015 - 15:32h

Mansión de diseño con piscina 'infinity' en Alicante

Los ricos del mundo están comprando la costa levantina. Tanto es así que en algunas poblaciones como Jávea (Alicante) el 95% de las operaciones las protagonizan inversores extranjeros. El informe Luxury Defined de la consultora inmobiliaria Christie's Real Estate revela también un aumento de demanda en las Islas Canarias.

Así, en el archipiélago, las transacciones de propiedades de alto nivel se doblaron (100%) el año pasado, un porcentaje muy superior al de otros destinos premium como Costa Rica (50%) o Big Island (42%), en Hawaii. La casa más cara que se vendió en Canarias en 2014 costó 10,9 millones de euros.

En lo que respecta a la Comunidad Valenciana, la investigación destaca un "aumento del interés en villas de alto nivel, que ahora están a precios razonables. Muchos pagos son en efectivo".

Operaciones

La tendencia es tan acusada que el municipio de Jávea es la tercera zona del mundo en la que inversores extranjeros cierran más compras de ladrillo. Sólo Marrakech, en Marruecos, y las Islas Turcas y Caicos, en el Caribe, tienen un porcentaje de operaciones con oriundos superior: del 100%.

Otras zonas en las que los ricos están cazando mansiones a precios increíbles son Punta del Este (Uruguay, 90%), las Islas Canarias (90%) y la Costa Azul (Francia, 90%).

Cambios

Christie's constata un cambio de tendencia en el mercado de súper-residencias. Los destinos tradicionales de la jet set acaparan el interés de los inversores acaudalados, con un aumento de operaciones del 28% el año pasado. Aún así, el segmento más competitivo son los grandes centros financieros: una propiedad de lujo en estas ciudades sólo dura 141 días en el mercado.

En cuanto a precios, la Costa Azul (20.500 euros por metro cuadrado), Hong Kong (12,969 euros), Nueva York (8.775 euros) y Londres (8.742 euros) son las ciudades del mundo más caras para comprar una casa.