Los ricos se lanzan a la compra de pisos turísticos

Los ricos se lanzan a la compra de pisos turísticos

Los family office se lanzan a por fincas enteras en zonas concurridas de Madrid y Barcelona

Gabriel Trindade

Barcelona

02/06/2014 - 20:33h

La Gran Vía de Madrid.
El mercado inmobiliario se mueve a ritmo del turismo. Tras años de parón por culpa de la crisis, las transacciones vuelven a cobrar ritmo. Los family office, fondos especializados en la gestión de los fondos de grandes fortunas, tienen los ojos puestos en la compra de fincas en zonas concurridas de Madrid y Barcelona para transformarlos en bloques de apartamentos para extranjeros.
      
 
El grupo RTV señala que se ha producido un incremento de la demanda del 20% respecto al trimestre anterior
 
“El dinero vuelve a los activos inmobiliarios. Se compra vivienda para arrendarla. Pero, sobre todo, la tendencia es adquirir vivienda turística. Su retorno es mucho mayor”, explica Vicenç Ramón Tur, gerente del grupo inmobiliario RTV. Según sus cálculos, la rentabilidad de un piso alquilado está sobre el 3,5%. En el caso de los pisos turísticos se sitúan en torno al 5% o el 6%. “Incluso pueden llegar hasta el 8% si consigues que funcionen a pleno rendimiento”, apunta.

La demanda por este tipo de activo inmobiliario aumenta. RTV ha detectado un incremento del 20% respecto al cuatrimestre anterior. “El producto bueno se mueve fácil. Todo el mundo quiere propiedades verticales para evitar cualquier problema con la justicia. No son compradores junior que adquieren un piso y lo subalquilan. Se compra una finca y generalmente se busca una empresa que lo gestione como si fuera un aparthotel”, indica.

¿Cuánto se paga por un inmueble? La firma calcula que un edificio de 1.000 metros cuadrados en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona puede estar entre los tres y los cinco millones de euros. “Luego hay que pagar las reformas. Se calcula que cuesta 1.200 euros por metro cuadrado”, dice Vicenç Ramón.
      
 
Una finca en Ciutat Vella de 1.000 metros cuadrados se puede comprar con entre 3 y 5 millones de euros
 
Las operaciones las protagonizan tanto ricos españoles como extranjeros. En Barcelona, los principales compradores internacionales son europeos y árabes --también se nota la irrupción del mercado ruso--. En Madrid, premian los latinoamericanos. Vicenç Ramón Tur explica la evolución del sector: “Estos últimos años estaban muy centrados en retail. Comprar locales para grandes compañías. La fiebre ahora es el piso turístico aunque también interesa el tema industrial”.

“Las operaciones se cierran rápidamente porque hay mucha demanda. Ahora bien, no se pagan barbaridades como antaño”, indica el gerente de RTV. Según su experiencia, los family office suelen pagar el 60% de una compra con recursos propios mientras que el resto se cubre con apalancamiento.