Los robots se estrenan en el servicio a la habitación

Pepper, el robot de Softbank que trabaja en el hotel Mandarin Oriental de Las Vegas. Foto: Creative Commons

Los robots se estrenan en el servicio a la habitación

Los hoteles "contratan" cada vez más a robots para que asuman funciones tediosas como la entrega de paquetes y el servicio a la habitación

Cerodosbé .

BARCELONA

04/02/2018 - 13:25h

Las cadenas hoteleras de todo el planeta comienzan a abrazar los avances tecnológicos cada vez más, especialmente los relacionados con la inteligencia artificial y la robótica. Pero en Estados Unidos, la competencia para incluir a los robots en el gremio del servicio a la habitación avanza a paso fuerte, con una gran cantidad de hoteles que experimentan con ellos y los entrenan para cumplir funciones históricamente delegadas a camareros.

The New York Times compiló algunos de los casos más interesantes de hoteles en Estados Unidos que son atendidos por robots, como el Aloft Cupertino, en la meca tecnológica de Silicon Valley. El Aloft fue el primer hotel en poner en uso el robot Botlr (de la tecnológica Savioke), en 2014. Botlr se encarga del servicio a la habitación ayudado por sensores, cámaras e Internet. 

También está el caso de Pepper, un robot humanoide de Softbank Robotics que tiene trabajo a tiempo completo en el Mandarin Oriental de Las Vegas, donde se encarga de darle la bienvenida a los huéspedes y responder a sus preguntas básicas, además de guiarlos a sus habitaciones. Pepper también puede adivinar el género de los clientes, sus edades y hasta sus estados de ánimo, y aprende a responder dependiendo de las características de los visitantes.

En Los Ángeles, el H emplea a Hannah, quien tiene un récord de productividad en tareas de entrega de paquetes y se caracteriza porque cuando termina una misión emprende un divertido baile de la victoria al ritmo de sus propios sonidos musicales. En el Royal Sonesta de Boston, el robot de Double Robotics que ofrece tours dentro de la instalaciones del hotal también es capaz de asistir a las reuniones de sus clientes y transmitírselas mediante una app.

"Los robots nos ayudan a proveer una mejor experiencia a los huéspedes al hacer labores tediosas como entregas a las habitaciones, lo que libera a nuestro personal para que se enfoque en las necesidades más complejas de los clientes", dijo Kate Martin, la administradora del Hotel Luma en Times Square, donde la robot Alina es una superestrella.

Si bien en Estados Unidos la tendencia ha sido utilizar la robótica para liberar a los empleados de tareas que demandan mucho tiempo y energía, en algunos países de Asia han llevado la participación de los robots en la industria hotelera un paso más allá. En la ciudad nipona de Nagasaki opera el Huis Ten Bosch, donde los robots asumen el 90% de las funciones.