Los turistas dudan del sistema de denuncias de robos de los hoteles de Barcelona

El hotel Arts de Barcelona

Los turistas dudan del sistema de denuncias de robos de los hoteles de Barcelona

Aunque la iniciativa ofrece más comodidades, los extranjeros acuden a las comisarías de la policía catalana

Los 387 establecimientos que conforman el Gremi d'Hotels de Barcelona ofrecen desde principios de este año la posibilidad de que los turistas denuncien in situ si han sido víctimas de un robo. La medida, una iniciativa conjunta de la institución junto a la policia catalana, y la Dirección General de Turismo, tiene como objetivo facilitar el proceso de denuncia al extranjero una vez ha sido robado en las calles de la ciudad y evitar aglomeraciones en las comisarías. Sin embargo, según fuentes policiales, la respuesta en lo que llevamos de año que se está obteniendo no es la esperada. El principal motivo es que las denuncias se siguen formalizando en comisaría.

Gremi d'Hotels indica que a día de hoy desconocen cuantas denuncias se han practicado en sus establecimientos y afirman que están a la espera de que se les informe de la evolución del proyecto. La institución también indica que no son ellos quien tienen que valorar si el proyecto ha funcionado o no. Por su parte, fuentes oficiales de Mossos d'Esquadra asegura que la implantación del proyecto ha sido un éxito. Entre los meses de setiembre a enero pasado, los agentes se encargaron de formar a los trabajadores del hotel para que fueran capaces de gestionar la situación.

Mecanismo

El sistema es sencillo. La víctima comunica el problema a los trabajadores del hotel, que recogen la denuncia con un programa informático. Tras ello, los empleados se ponen en contacto con los Mossos d'Esquadra, quienes comprueban los datos y devuelven el documento para que el turista lo firme. Después, los agentes acuden al hotel para recoger la copia de la denuncia que les corresponde.

La prueba piloto que se realizó el verano pasado (julio y agosto) en una veintena de hoteles de Les Corts obtuvo un resultado más bien escaso: cuatro denuncias por delitos de rono y una por hurto (la diferencia entre una y la otra radica en si se superan los 400 euros o no). Las mismas fuentes apuntan que el motivo por el que se ha puesto el freno al a iniciativa es una nueva lectura de ese balance de la prueba piloto realizado en Les Corts. "Cinco denuncias en una veintena de hoteles durante los meses de julio y agosto son pocas", explican. Así mismo, indican que el sistema funcionaba perfectamente pero el turista "no se fiaba" y seguía acudiendo a las comisarías de los Mossos d'Esquadra.