Los viajeros españoles hacen de pequeño Nicolás

Los viajeros españoles hacen de pequeño Nicolás

Uno de cada diez huéspedes de hotel 'disfraza' su identidad para obtener mejoras

Redacción

Barcelona

01/11/2014 - 19:48h

El 'truco Nicolás' funciona: el 82% consigue una habitación mejor.
La historia del pequeño Nicolás sorprendió a propios y extraños. No obstante, un nuevo estudio muestra que un 10% de los españoles lo emula cuando se aloja en un hotel. Según Lastminute.es, uno de cada diez huéspedes se inventa una historia para conseguir una habitación superior.

Así, el Top 5 de tácticas más utilizadas son fingir un aniversario de boda (44%), asegurar que se está de luna de miel (27%), inventarse un cumpleaños (19%), presentarse como huésped habitual (14%) y pretender ser un cliente VIP (12%).

En algún caso, las excusas son extremadamente elaboradas. El portal de viajes baratos asegura que en una ocasión un viajero aseguró que "sufría claustrofrobia" para alojarse en la planta noble. Su intención era, según Lastminute.com, pernoctar en la suite del establecimiento en lugar de en una habitación estándar.

Éxito

Al igual que el omnipresente Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el joven de 20 años que trató con los círculos de poder de Madrid a base de engaños, las 'mentiras piadosas' de los viajeros también funcionan. Un 82% de los que esconde su identidad se sale con la suya. Esto es, logra una mejora en la habitación.

La picardía de los españoles también se demuestra a la hora de reservar. Uno de cada quince ha engañado a su pareja en un hotel, y la mitad de ellos utiliza un nombre falso. ¿El objetivo? Evitar que sus parejas los rastreen.

Huésped Peter Pan

En este sentido, la lista de seudónimos más chocantes incluye personajes de Disney (10%), futbolistas (10%), políticos y cantantes (10%) y nombres de un pariente (20%). En algunos casos, el descaro no tiene límite. El portal avisa de que algunos clientes se presentan a la recepción alegando llamarse "Peter Pan", "Jesucristo García", "William Wallace", "Leonardo Dantés" o el "Doctor No".