MAC pone otra pieza para hacer de Palma un destino con glamour

MAC pone otra pieza para hacer de Palma un destino con glamour

El nuevo hotel cinco estrellas es parte de un plan para 'lavar la cara' a la capital mallorquina

Ignasi Jorro

Barcelona

04/11/2014 - 18:14h

Vista actual del Hotel Garonda, que se reformará.
MAC hotels ultima su aportación a un plan para hacer de la Playa de Palma un destino 'chic'. La hotelera mallorquina reabrirá el hotel Garonda como cinco estrellas en mayo de 2015. El cambio de categoria -ahora tiene cuatro- está en línea con un plan maestro para subir el nivel del turismo de la bahía.

Sea cual fuere la razón, el Garonda dará que hablar. "Será el primer cinco estrellas de la zona", anuncia la cadena en su blog. Tras la reforma, el hotel tendrá un Spa y zona de wellness, habitaciones reformadas y acceso privado al paseo marítimo.

Además, tendrá instalaciones adaptadas a ciclistas, zona fitness y espacio para accesorios de golf. Otro de los platos fuertes será la gastronomía. El nuevo Garonda tendrá dos restaurantes, uno de ellos a pie de paseo. Las habitaciones costarán a partir de 120 euros.

Image and video hosting by TinyPic

Rivales

En cualquier paso, el nuevo MAC Garona competirá con otros establecimientos de alto nivel. Hipotels abrirá dos establecimientos de cinco estrellas (220 habitaciones) y cuatro estrellas superior (380) en la zona de Ses Cadenes, en la misma bahía. Ambos establecimientos empezarán a operar en 2016.

El mismo año se prevé la apertura del hotel Playa Palma Vista, un alojamiento de cinco estrellas y 208 habitaciones colindante al doble proyecto de Hipotels.

En total, en la bahía palmesana tendrá 31 hoteles de cuatro estrellas, un 40% de la planta hotelera. Un 10% del total de alojamientos tendrá cinco estrellas. En la actualidad, Playa de Palma tiene un total de 140 hoteles y 42.000 plazas, ninguno de ellos de cinco estrellas.

Mejora

Los proyectos citados encajan en el Plan de Reconversión Integral (PRI) de la Bahía de Palma, aprobado provisionalmente en agosto. Dotado de 100 millones de euros públicos y 365 millones de inversión privada, la estrategia a diez años busca reconvertir un destino turístico maduro.