Magia, cocina y astrología: Airbnb se reinventa en plena cuarentena

Meditación al ritmo del chelo. Foto: Airbnb.

Magia, cocina y astrología: Airbnb se reinventa en plena cuarentena

La plataforma lleva al terreno virtual las experiencias que ofrecen sus anfitriones para mantener su comunidad global y seguir generando ingresos

Mar Nuevo

Madrid

09/04/2020 - 13:31h

Hacer meditación con un monje budista, aprender los secretos de la magia, preparar cócteles o cafés con expertos, entrenar con los medallistas olímpicos Alistair Brownlee y Lauren Gibbs, cocinar en directo con una familia marroquí, aprender a pintar tu carta astral o iniciarse en los secretos de la K-Beauty coreana son solo algunas de las experiencias con las que Airbnb quiere hacer frente al aburrimiento.

Si de algo presumía la compañía nacida en San Francisco en 2008 era de añadir un factor humano al alojamiento. Así, la plataforma que surgió para permitir a los viajeros instalarse con casas particulares y vivir los destinos como un vecino más vuelve a sus orígenes en tiempos de confinamiento, y lo hace transformando en virtuales las experiencias que ya ofrecen sus anfitriones en todo el mundo.

También se pueden concertas citas privadas como cursos personalizados de coctelería

[Para leer más: La NASA en casa: ahora es más fácil que nunca viajar al espacio]

Experiencias Airbnb

Lanzadas en 2016, el pasado mes de marzo y con motivo de la expansión del coronavirus, la plataforma suspendía sus Experiencias, actividades que van más allá de los típicos tours y que permiten a los viajeros acercarse al destino a través de los conocimientos, pasiones e intereses de los anfitriones.

Secretos de magia

Aprovecha para aprender unos trucos. Foto: Airbnb.

Ahora las pone en marcha de nuevo, esta vez de forma virtual y con el firme propósito de conjurar el aburrimiento de estos días.

Hasta el momento se han lanzado más de 50 de estas experiencias en formato virtual, con anfitriones de 30 países, aunque anuncia “miles más” en los próximos meses. Se llevarán a cabo a través de Zoom y se presenta como una fórmula para que los propietarios puedan mantener sus ingresos.

Astrología y meditación

Entre las experiencias que ya están disponibles podemos aprender, por 50 euros, a pintar nuestra carta astral mientra un experto, que vive en Barcelona, nos “conecta con la mejor versión de nosotros mismos”, o bien inciarnos en la meditación de la mano de un monje budista que nos guiará desde Osaka (Japón).

¿Quieres saber cómo será tu vuelta a la normalidad? Apuesta por un ‘café místico’ y transpórtate virtualmente al East Village de Nueva York para que un experto adivine tu futuro sobre los posos de tu bebida.

Aprende todo sobre tu carta astral. Foto Airbnb.

Aprende todo sobre tu carta astral. Foto. Airbnb.

Alta intensidad

Si lo tuyo es la acción, puedes decantarte por un entrenamiento HIIT con la medallista olímpica Katherine Grainger, recibir consejos de nutrición de la también medallista Lauren Gibbs o montar en bicicleta -en rodillo, en este caso- con Alistar Brownlee mientras comparte sus secretos como triatleta y sus experiencias más memorables.

Además, puedes aprender todo sobre danza irlandesa o iniciarte en los secretos de la belleza coreana, la ya famosa K-Beauty de la mano de una presentadora de televisión de Seúl y conseguir todos los trucos para un perfecto ‘Gangnam style look’.

Gastronomía

La gastronomía merece un capítulo aparte y es que la cocina se ha convertido para muchos en la actividad más relajante de la cuarentena. En este sentido, los anfitriones de Airbnb proponen clases de cocina marroquí, técnicas de barista, aprender a hacer pasta italiana, tapas portuguesas o bollos suecos e, incluso, queso ricota como se prepara en Sonoma (EEUU).

La pasta, como la hace la mamma. Foto Airbnb

La pasta, como la hace la 'nonna'. Foto: Airbnb.

También de forma gratuita

Además, y para ayudar a quienes se encuentra más aislados en esta situación de confinamiento, Airbnb ofrecerá gratuitamente experiencias para organizaciones y colectivos de todo el mundo como Amigos de los Mayores, SAGE, Associazione Nazionale Alpini o la National Council on Aging (NCOA).