Marina d'Or tropieza en la capital del tocho marroquí

Marina d'Or tropieza en la capital del tocho marroquí

El macrocomplejo residencial La Perla de Tánger lleva dos años parado y no vende

Ignasi Jorro

Barcelona

20/04/2014 - 18:49h

Aspecto de la parcela en la que se construirá el proyecto.
El proyecto estrella del grupo Marina d'Or en Marruecos está en la UVI. El macrocomplejo de ocio y apartamentos La Perle de Tanger (La Perla de Tánger) debía entregarse en 2011, pero a día de hoy sigue en construcción. De hecho, este periódico ha podido comprobar que los trabajos llevan parados desde 2012.

De un total de 11 edificios proyectados, el operador sólo ha completado el 90% de la primera torre y la estructura de la segunda.

Hablando para 02B, el comercial sobre el terreno de Marina d'Or admite que "la crisis en España ha afectado al proyecto". Según este responsable de ventas, el 80% de la primera torre está vendido, así como alrededor del 50% de apartamentos de la segunda. Esto son unos 130 apartamentos de los 210 disponibles en dos de las seis torres de proyectadas. El resto, de las que no se ven ni los cimientos, son una incógnita.
 
 
De un total de 11 edificios proyectados, La Perle de Tangiers sólo tiene dos acabados
 
En el mismo sentido, tampoco se ven el centro comercial, el "moderno hotel", los parques con bancos al estilo Gaudí o los dos edificios de oficinas. Oficialmente, la empresa espera un permiso oficial para entregar los primeros pisos. "Esperemos que llegue en dos meses", afirma el vendedor. Por contra, fuentes locales han confirmado que la obra lleva parada desde hace dos años "por circunstancias económicas".

El proyecto se esclerotiza cuando el skyline de Tánger muta a velocidad mareante. El puerto costero estrenará un flamante enclave deportivo de 600 millones de euros en 2016 y multicines en diciembre. Además, varios operadores hoteleros sí parecen estar en condiciones de completar sus complejos.

Uno de ellos es el grupo gallego Inveranvante, que ha cedido a Hilton la gestión del Hilton Tanger City Center Hotel & Residences (se inaugurará en 2016) y Hilton Garden Inn Tanger City Center (2014). Ambos hoteles forman parte del gigantesco proyecto Tangier City Center, que está cambiando la fachada marítima de la ciudad.
 
 
Marina d'Or achaca el retraso a la burocracia; los vecinos, a problemas económicos
 
El nuevo potencial turístico de Tánger galvanizará la economia local. Se estima que el antaño caótico puerto recibirá 300.000 cruceristas en 2016 y 750.000 en 2020. Con más de 1.600 amarres, la nueva marina será una de las mayores del Mediterráneo. "Se convertirá en el nuevo Montecarlo", afirma el comercial de Marina d'Or mientras riega ocioso las plantas.

Sea cual fuere su caché, la dársena de Tánger será el broche de oro a la transformación urbana orientada a los servicios y el turismo. El primer paso se dio en 2007, cuando el tráfico de cargueros a la ciudad se desvió al puerto Tánger Med.

Marina d'Or parece haberse descolgado de la burbuja que empuja la economía marroquí. La causa podría ser la caída del precio del suelo, que se ha desplomado más de un 60% desde que la sociedad puso la primera piedra del proyecto La Perla en 2009.