Meliá entra en pérdidas

Meliá entra en pérdidas

El grupo hotelero balear registra unos números rojos de 73,2 millones frente a los 37 millones de beneficio que anotó el año anterior

Gabriel Escarrer, de Meliá
Las cuentas de Meliá Hotels International han entrado en pérdidas. La compañía ha cerrado el año con unos números rojos de 73,2 millones frente a los 37 millones de beneficio que registró un año antes.

Las menores plusvalías generada por la venta de activos y el impacto negativo en sus cuentas de la emisión de bonos convertibles valorado en 76 millones han provocado el cambio de signo en el resultado del grupo hotelero, ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Meliá completó en septiembre de 2013 una emisión de obligaciones convertibles por valor de 50 millones. Se sumaron a los 200 millones emitidos en marzo con el fin de dotarse de mayor liquidez. 
 
La cadena ha decidido aparcar su inversión en el mercado español
 

La cadena ha decidido aparcar su inversión en el mercado español y centrar sus esfuerzos inversores en Centroamérica, Asia y algunos destinos europeos. Tal y como señalaba el vicepresidente de la firma y también consejero delegado, Gabriel Escarrer, ha señalado que son varios los hoteles que muestran su interés para sellar acuerdos de gestión.

La cadena balear ha registrado una cifra de negocio de 1.362 millones, es decir el 2% con respecto al ejercicio anterior. Por su parte, el beneficio antes de impuestos alcanzó los 59 millones, el 15% menos.