Nacen las primeras plataformas de reventa de reservas de hotel

Nacen las primeras plataformas de reventa de reservas de hotel

Aquellas personas que, por cualquier motivo, no van a poder utilizar su reserva de hotel, ya pueden optar a revenderla. Dos plataformas -Roomer Travel y Cancelon- enlazan a los particulares para que unos no pierdan todo su dinero y otros consigan buenos precios en el último minuto.

Sonsoles Vázquez

01/06/2016 - 19:09h

Ya hay solución para las habitaciones que no se van a utilizar y no se pueden cancelar

Esta práctica de revender habitaciones de hotel que no se pueden utilizar ni cancelar está todavía en una fase muy incipiente, aunque los expertos le auguran un espléndido futuro. Roomer Travel y Cancelon son las dos primeras plataformas que han creado esta especie de mercado secundario.

Cómo funcionan

Ambas funcionan de una manera bastante similar, permitiendo que los viajeros que no van a utilizar una habitación reservada la publiquen en la plataforma a un precio rebajado que pueda interesar a otros usuarios. Para ello, basta con introducir los datos de la reserva que se quiere cancelar y el sitio web se encarga de ponerla a la venta.

Las dos aplicaciones también cuentan con un sistema automático de validación que hace que las transacciones sean seguras y rápidas. Para quien reserva una habitación con descuento, esto significa que se ve exactamente lo que se va a comprar, y para quien la vende, que el dinero se le ingresará tras el check-out correspondiente.

Comisión a los vendedores

Tanto en el caso de Roomer Travel como de Cancelon, las habitaciones pueden llegar a costar hasta un 60% menos en cualquier parte del mundo, excepto en ciudades con muy alta demanda, como Nueva York, París o Roma. Al revender a través de ellas una habitación, las compañías se quedan una comisión del 15%, mientras que para los compradores el servicio es completamente gratuito.

¿Qué ofrecen a cambio? Pues la coordinación con el hotel para asegurarse de que cambie el nombre de la reserva y la garantía de la tarjeta de crédito. Además, cuando una habitación aparece en la lista de estos dos sitios, también pasa a estar visible en Kayak y Trivago (además de en Skyscanner en el caso de Roomer Travel y de TripAdvisor en el caso de Cancelon).

Principales inconvenientes

El principal inconveniente es que, en estos últimos sitios, los compradores no pueden saber de dónde vienen las ofertas de las habitaciones disponibles, lo que puede crear cierta confusión. Jon Eichelberger, director general para Norteamérica de Trivago, lo explica así: "Nuestro servicio está diseñado para encontrar qué tarifas están disponibles y se pueden reservar, pero no podemos saber de dónde proviene una habitación. Sólo cuando el cliente reserva le aparece el remitente".

En esta fase incipiente, algunos de sus usuarios también se han quejado en las redes sociales de ciertos problemas, como que las órdenes a veces no llegan correctamente al hotel en cuestión. Por su parte, la American Hotel and Lodging Association se muestra cauta ante esta modalidad y en un comunicado reciente ha expresado que "está analizando la llegada de estos nuevos entrantes al mercado digital para conocer su verdadero impacto entre los clientes".