NH maquilla los números rojos con la venta de hoteles

NH maquilla los números rojos con la venta de hoteles

La entrada de HNA en el accionariado y la venta de activos permiten a la empresa corregir pérdidas de 35 millones

Hay brotes verdes en la cuenta de resultados de NH hoteles, pero son todavía escasos. El grupo, uno de los más importantes de Europa en el sector de hoteles de negocios --tiene cerca de 400 establecimientos repartidos por tres continentes (Europa, América y África)--, ha conseguido su primer resultado positivo desde 2011.

Cierra el primer semestre del año con unos beneficios exiguos, 100.000 euros, gracias a la venta del hotel NH Krasnapolsky de Ámsterdam. La operación aportó a su cuenta de ingresos 157 millones. También logra rebajar notablemente su deuda, que pasó los 990 millones en marzo hasta los 686 millones (un 30% menos) que presentó en los resultados cerrados a 30 de junio y remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Pero aquí se acaban las buenas noticias. Más allá de los ingresos extraordinarios, la actividad del grupo continúa en caída libre. Los ingresos de la actividad hotelera descendieron un 2,4% respecto al primer semestre de 2012 (desde los 642,2 millones a los 626,7 millones); los de la división inmobiliaria se redujeron a la mitad y las pérdidas, el resultado neto sin contar los ingresos extraordinarios, se triplicaron. Pasaron de los 12,8 millones que presentó en el primer semestre de 2012 a 35 millones hasta junio de 2013.

El vaso, medio lleno

La compañía está inmersa en un plan de reestructuración a cinco años que incluye la redefinición de su cartera de hoteles, la reducción de los gastos de arrendamiento, el impulso de la venta online o el ajuste de la plantilla, entre otros aspectos. En 2012, NH perdió 292 millones lastrado por el mal rendimiento del mercado español e italiano, que siguen siendo un quebradero de cabeza para la compañía.

La empresa ve el vaso medio lleno. Cree que el segundo trimestre de 2013 representa un “cambio de tendencia” con respecto a la deriva anterior. Argumenta que los ingresos por habitación disponible han aumentado (RevPar). En junio crecieron el 1,89% y en julio el 2,39%.

Sin embargo, los hechos más significativos en este periodo fueron la entrada del grupo chino HNA en el accionariado, lo que reportó a HN una inyección de fondos de 234 millones, así como la venta del gran hotel NH Krasnapolsky de Ámsterdam por 157 millones. Dos bocanadas de oxígeno para las cuentas de la cadena hotelera, que, apoyándose en un ligero aumento de la facturación total en el primer semestre del año (un 3,2% más), logró reequilibrar su balance.

Más ventas

La senda de desinversiones continuará. La compañía volvió a ratificar su compromiso para seguir con la venta de activos. En el primer semestre se había propuesto ingresar 100 millones de euros, lo que ha conseguido con la venta del hotel holandés.

Hasta final de año, elevará esta cifra hasta los 250 millones de euros. NH está obligada, por tanto, a materializar ventas antes de que finalice el año por valor de 110 millones de euros si quiere lograr este objetivo.

Mientras, el grupo ha finalizado los contratos de arrendamiento de tres hoteles en España (Girona, Tenerife y Valencia) y dos en Italia (ambos en la localidad de Messina) para reducir su cuenta de gastos. Ha ampliado, por otra parte, las instalaciones del hotel Valencia de Venezuela y del hotel Puebla en México.

El oasis alemán

El mayor crecimiento del grupo se sitúa en el mercado alemán. Es el que presenta un mejor comportamiento tanto en el segundo trimestre del año como en los resultados globales del primer semestre.

La compañía destaca el “fuerte” aumento de la ocupación acompañado de un incremento en los ingresos por habitación disponible. En Munich, por ejemplo, el RevPar subió más de un 20% este año. “Los resultados provisionales obtenidos en los primeros meses de verano apuntan a un mayor crecimiento en el próximo trimestre”, asegura HN.

En el resto de plazas, la situación es más complicada. España sigue marcando los peores datos, los ingresos en el Benelux se redujeron considerablemente debido a la caída de los precios medios y en Latinoamérica la fiesta va por barrios. En México los ingresos por habitación disponible crecieron un 9%, mientras que en Argentina la cifra de negocio se redujo un 1,6%.

Continúan los problemas en España


España es la principal zona de actuación de NH hoteles, con 168 establecimientos. Sin embargo, es también el mercado más afectado por la crisis. Registra la mayor caída de ingresos del grupo, el 5,7%.

“A pesar de la reducción de los gastos operativos (1%), principalmente vía reducción de los gastos de personal (1,7%), y de la reducción de los gastos de arrendamiento (14,6%), la fuerte caída de los ingresoshace que la unidad de negocio no consiga obtener crecimiento ni a nivel de GOP ni de Ebitda”, explica NH en sus resultados.

Reestructuración de plantilla


Durante el primer semestre de 2013, la compañía llevó a cabo dos procesos de despido colectivo en España e Italia.

En ambos países, se externalizó la actividad de limpieza en 20 hoteles con el objetivo de ahorrar casi 16 millones de euros. Concretamente, 7,5 millones en Italia y 8 millones en España.