One Shot confirma la tendencia: los edificios de oficinas se convierten en hoteles

One Shot confirma la tendencia: los edificios de oficinas se convierten en hoteles

Un inmueble centenario en la milla de oro de Madrid abandona el negocio de las oficinas, con enorme competencia y dificultades, para convertirse en hotel. El edificio protegido, tendrá de 78 habitaciones y será inaugurado en año y medio

David Placer

Madrid

31/03/2015 - 23:11h

Próxio hotel One Shot en Madrid.

Las complicaciones para gestionar un edificio en alquiler en plena milla de oro de Madrid han hecho que muchos propietarios comiencen a migrar al negocio hotelero. Ceder un inmueble a un hotel supone un contrato a largo plazo con la cadena operadora y garantiza un ingreso constante, anclado al IPC.

Los edificios de oficinas, con una creciente competencia, aumentan en las zonas más alejadas del centro de las ciudades y hacen cada vez menos atractivo el negocio. Por ello, donde hay problemas para rentabilizar despachos, surge el negocio de las camas. El último caso ha sido el del inmueble centenario de la calle Fortuny 7, en Madrid, frente a la sede de la Fiscalía.

El edificio centenario, que fue una residencia militar, ha finiquitado el negocio de alquiler de oficinas y ha dado un paso adelante para la transformación. Los propietario del inmueble, la aseguradora alemana RGA Seguros,  participada por la aseguradora R V y por cajas rurales españolas, ha decidido reconvertir el emplazamiento en un hotel con 78 habitaciones y de categoría cuatro estrellas. La operación es similar a la ejecutada por la seguradora Generali, que cedió su edificio en la Gran Vía madrileña a Vincci para la explotación hotelera.

Gastos de reforma compartidos 

"Convencimos a los propietarios de que la conversión en hotel es muy provechosa y rentable. Hay una sobreoferta de oficinas en la zona a precios increíblemente competitivos que llegan hasta los 10 euros por metro cuadrado. Y el hotel garantiza una renta estable por muchos años", explica Ivar Yuste, socio de PHG Hotels & Resorts y asesores de la aseguradora RGA en la operación.

Tras una selección con varias cadenas nacionales e internacionales, la propiedad del inmueble optó por One Shot, una cadena con facilidad para ejecutar la reforma de forma rápida, explicó Yuste. El inmueble cuenta con la fachada principal y la escalera protegidas, pero serán sometidos a una reforma que será asumida de forma compartida por la propiedad y por el gestor hotelero.

El establecimiento, que será inaugurado en año y medio, será el tercero en Madrid de la cadena, que también cuenta con hoteles en Valencia, Sevilla, Barcelona y Londres.