Orizonia dotará a todos sus hoteles con desfibriladores cardíacos a partir de 2013

Orizonia dotará a todos sus hoteles con desfibriladores cardíacos a partir de 2013

El grupo turístico y el proveedor Oxidoc ya han colocado estos dispositivos en las oficinas centrales de Palma, Madrid y Barcelona

Orizonia instalará a partir de 2013 desfibriladores cardíacos de tercera generación y fácil manejo en todos los establecimientos de su división hotelera. Así lo ha anunciado el grupo turístico español tras haberse rubricado el acuerdo con el Grupo Oxidoc fabricante de estos dispositivos médicos. 

La implantación será progresiva y a medio plazo, y permitirá de dotar de mayor capacidad de reacción ante potenciales paradas cardiorrespiratorias de personal o clientes en los diez establecimientos hoteleros y apartamentos que tiene Orizonia en Baleares y Canarias, en su mayoría pertenecientes a Luabay Hotels & Leisure. Se extenderá probablemente a los dos próximos proyectos alojativos del Grupo en Rivera Maya y Punta Cana.

Los primeros directivos de Orizonia, José Duato, y Grupo Oxidoc, Miguel Vaquer, sellaron este lunes la colaboración que va a permitir a los empleados del grupo turístico trabajar en un entorno cardioseguro. El proveedor ya ha dotado con desfibriladores Zoll a las sedes centrales de Orizonia en Palma de Mallorca, Madrid y Barcelona, donde se aglutina una parte de los 5.000 empleados de la corporación.

El consejero delegado de Orizonia, José Duato, ha mencionado la actualización de los protocolos de seguridad en las oficinas y recuerda que "el desfibrilador es un aparato muy necesario ya que es el único instrumento que nos puede ayudar en caso de un infarto”.

Por su parte, el presidente del Grupo Oxidoc, Miguel Vaquer, apunta a la "progresiva implantación de los desfibriladores en empresas y equipamientos públicos", que está permitiendo contar cada vez con más espacios cardioprotegidos, siguiendo así con una de las recomendaciones de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

En España, las competencias correspondientes a esta materia están transferidas a cada Comunidad Autónoma, que regulan su aplicación mediante los correspondientes decretos.