Pimkie lanza el primer 'mini fashion bar' para hoteles

Pimkie lanza el primer 'mini fashion bar' para hoteles

Este nuevo concepto de 'shopping' ya está instalado en el Banks Hotel de Amberes y próximamente se extenderá a otros hoteles boutique europeos

Sonsoles Vázquez

02/09/2015 - 21:18h

La firma de moda Pimkie se instala en los hoteles de Europa

La marca de moda francesa Pimkie ha creado el primer minibar de ropa y complementos para aquellas mujeres que se han olvidado alguna prenda en casa, que necesitan algo que no han metido en la maleta o que simplemente tienen ganas de estrenar algo nuevo. La fórmula no puede ser más sencilla: se usa lo que se quiera durante la estancia y luego se paga en el check-out.

Este minibar es en realidad una especie de módulo que se integra en los armarios del hotel y que aloja una amplia selección de artículos adaptados a la ubicación, clima y estilo de cada ciudad: desde chubasqueros para lugares lluviosos a zapatos prácticos para esas localidades que hay que descubrir a pie, pasando por trajes de noche en caso de una fiesta imprevista.  

Concepto innovador

Las clientas pueden probarse las prendas directamente en su habitación, solicitar otra talla si la necesitan al fashion concierge del hotel, y hasta consultar un menú, que incluye un código QR para escanear con el teléfono móvil y navegar por toda la gama de la marca.  

Este Mini Fashion Bar ha sido desarrollado por la agencia Happiness Brussels y lanzado como primicia en el Banks Hotel de Amberes, capital de la moda belga. Su trayectoria hasta el momento deja presentir que será igualmente un éxito en otros hoteles de capitales europeas, como Milán, París, Berlín, Londres y Barcelona. El proyecto se inscribe además perfectamente en el espíritu de la Fashion Factory Pimkie, un espacio de intercambio entre expertos de moda y mujeres.

Artículos de lujo a disposición de los huéspedes

Paralelamente, un puñado de hoteles de alta gama están apostando por ofrecer a sus clientes el préstamo gratuito de artículos de lujo. Por ejemplo, los famosos hoteles The Connaught, Claridge's y The Berkeley de Londres se preocupan de que a los huéspedes de sus carísimas suites no les falte ni una pizca de british style, por lo que sus armarios incorporan los clásicos trenchs Burberry.

Asimismo, los ocupantes de las suites del Hotel Loews de Santa Monica pueden utilizar bolsos, gafas de sol y joyas de diseño sin coste, mientras que el Burj Al Jumeirah de Dubai incluye en sus habitaciones iPads chapados en oro de 24 quilates, y el Four Seasons de Beverly Hills brinda una flota de automóviles: Lamborghini, Porsche y Maserati.