"Por 100 millones se puede tener un megahotel de lujo en el Caribe"

"Por 100 millones se puede tener un megahotel de lujo en el Caribe"

Javier Coll es el vicepresidente ejecutivo de Apple Leisure Group, una compañía abierta a inversores españoles para la expansión de sus AMResorts

Sonsoles Vázquez

Madrid

26/01/2016 - 20:09h

Javier Coll, vicepresidente ejecutivo de Apple Leisure Group

El mallorquín Javier Coll capitanea el grupo estadounidense Apple Leisure Group, cuyos AMResorts siguen un plan de desarrollo estratégico imparable, asentado en seis marcas muy codiciadas entre los americanos: Zoëtry, Secrets, Breathless, Dreams, Now y Sunscape. La compañía, fuertemente implantada en el Caribe, busca ahora inversores españoles para abrir nuevos hoteles o renovar existentes. 

¿Cómo es posible su vertiginoso ritmo de crecimiento?

"Durante los años siguientes a la fundación de la compañía (2001) fuimos más despacio, pero cuando el fondo de inversión Bain adquirió una parte importante del capital a finales de 2012 decidimos ponernos a crecer. En los últimos tres años hemos pasado de abrir una media de 3 hoteles al año a los 17 de 2014. Para los próximos tres ejercicios nos hemos propuesto una meta de 10 nuevos hoteles al año".

¿Por qué están tan centrados en el Caribe?

"Porque la zona permite 365 días al año de producción, incluso en años de crisis, con unas ocupaciones promedio del 80-90 por ciento. Además, puede que haya huracanes, pero no terrorismo. Nuestros enclaves más fuertes son Cancún y Riviera Maya (México), Punta Cana (República Dominicana) y Jamaica".

¿Y sus próximos desembarcos?

"Los destinos que creemos tienen más potencial son Panamá –con un hotel actualmente y otro en proyecto-, Aruba –donde estamos planeando cuatro hoteles, uno de ellos con bungalós en el agua-, Haití –a la espera del aeropuerto para entrar-, Colombia –centrándonos en Cartagena de Indias- y las sofisticadas islas de Turk & Caicos, Antigua y Santa Lucía".

¿Y qué pasa con Cuba?

"Por el momento no podemos ir por las fuertes restricciones del país con Estados Unidos y porque el país no está listo para ofrecer el nivel de infraestructuras que requieren nuestros hoteles. Pero lo haremos. Tiene un potencial gigantesco".

¿Cómo se están dirigiendo a los inversores españoles?

"Explicando detalladamente nuestra oferta a los inversores privados interesados, tanto del sector hotelero como a family offices. Creemos que es una excelente oportunidad, especialmente para quienes no tienen ni terrenos ni hoteles en la zona. Los retornos son muy altos y las inversiones, rentables y seguras, porque contamos con touroperadores y canales de distribución propios. De hecho, somos la única cadena americana que dispone de ellos".

¿De qué cantidades estamos hablando?

"Uno de nuestros hoteles cuatro estrellas en el Caribe (de 600 a 700 habitaciones) puede costar unos 180.000 euros por habitación, mientras que en el caso de los cinco estrellas (de 400 a 500 habitaciones) estaríamos hablando de unos 200/300 dólares por habitación. Es decir, pueden costar unos 100/120 millones de dólares en total. Además, hay que tener en cuenta que disponemos de financiación bancaria que cubre el 50/60 por ciento de la inversión. Pensamos que el resto es fácil de asumir".

¿En qué se diferencian de las cadenas españolas?

"Nosotros sólo nos dirigimos al mercado estadounidense, a esos 12 millones de personas que disponen de pasaporte, el 20 por ciento de la población. Todo está orientado en función de ellos: los horarios, el entretenimiento, las comidas…".  

¿Y cómo es su cliente tipo americano?

"Mucho más exigente que el europeo o el canadiense. Le aplicamos tarifas más altas porque está dispuesto a pagar por instalaciones y un 'all inclusive'  de calidad. Además gasta más en todo, en extras y en propinas. Su tasa de fidelización también es muy alta".

¿Entonces no consideran competencia a Riu, Meliá o Iberostar?

"Para nosotros son socios de negocio. Enviamos unos 2 millones de pasajeros de Estados Unidos al Caribe y sólo el 20 por ciento cabe en nuestros hoteles. El resto lo alojamos en buenos hoteles de la competencia, como los españoles".

¿Cuánto estiman crecer en 2016?

 "El crecimiento de nuestros beneficios está en torno al 30 por ciento anual, aunque desde que entró Bain hemos triplicado la rentabilidad en tres años. El crecimiento en 2015 respecto a 2014 fue superior a la media y para 2016 pronosticamos crecer un 35 por ciento".

¿Esos datos se van a reflejar en la plantilla?

"Ya tenemos un promedio de empleados por habitación más alto que la competencia. En la parte hotelera, entre 23.000 y 25.000 trabajadores, y está previsto contratar entre 10.000 y 12.000 más a medida que vayamos abriendo nuevos hoteles".