Por qué Barcelona será la meca de los hoteles de lujo en España

Por qué Barcelona será la meca de los hoteles de lujo en España

El destino se prepara para una lluvia de proyectos 'premium': la marca-ciudad, muy fuerte, atrae a inversores pese al 'cerrojazo' hotelero de Colau

Ignasi Jorro

Barcelona

31/10/2015 - 13:02h

Vista de la terraza del hotel Mandarín Oriental de Barcelona

Barcelona está mutando para convertirse en una pequeña meca de los hoteles de lujo. La ciudad se prepara para recibir una lluvia de proyectos hoteleros de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo. El último, el proyectado por el fondo Platinum en la antigua sede de Telefónica de la avenida de Roma. ¿Por qué el destino se agiganta en el segmento turístico más exclusivo?

"Barcelona tiene déficit de hoteles de gran lujo. Hay demanda para este tipo de alojamientos, y el mercado responde. Por contra, el segmento de los tres y cuatro estrellas está correctamente dimensionado", explica a 02B Anna Gener, socia y directora general de Aguirre Newman en Barcelona.

Hay otro motivo. Según la directiva, las cifras recabadas por los hoteles 'premium' existentes son muy positivas. "Las ocupaciones y el precio medio se incrementan cada año. Ello empuja a nuevos inversores a tomar posiciones en Barcelona. Y si ya tienen un hotel, a buscar otro", argumenta.

Precio medio

Una opinión similar vertía esta semana Gilles Dregi, director general de Reig Capital, propietario del hotel Mandarín de Barcelona. "En Barcelona se inició un buen trabajo hace décadas, un esfuerzo para fortalecer la marca en el que han partipado entes públicos y grupos privados", valoró en conversación con 02B.

La family office propietaria del hotel más lujoso de Barcelona, que este año arrojará resultados de récord, ve "muy fuerte" la marca-ciudad y no se amilana ante las nuevas aperturas. "La competencia siempre es buena. Barcelona es un destino en sí mismo, como París o Londres. Más hoteles 'premium' significa que tirarán del precio medio, lo que es positivo", ilustró Dregi.

"Hacen falta más"

En la actualidad, la oferta de cinco estrellas gran lujo en la ciudad condal presenta una decena de hoteles: Mandarín Oriental, W Barcelona, Palace, AbaC, Gran Hotel la Florida, Hotel Arts, Casa Fuster, Miramar Barcelona, Arts Barcelona (Ritz Carlton), Majestic y Hotel Claris. ¿Es suficiente? "Falta calidad. ¿Cuántas suites hay en total? ¿Cuántos visitantes llegan a Barcelona cada año? 8 millones. Ahí tienes la respuesta", replica Ahmad Al Khatib, propietario de Golden Wheels, transportista VIP y partner oficial de Fly Emirates en Barcelona.

Según el empresario, los visitantes árabes -el segmento con el que él trabaja- piden suites exclusivas, algo que en Barcelona escasea. "Comparando con Londres o París, falta oferta alojativa de alto nivel. Y no puede ser que disparemos los precios porque el cliente se lo puede permitir. Dicho esto, más oferta VIP evitaría este cuello de botella y redundaría en beneficio de toda la economía: transporte, comercio, etc", concluye.