Reestreno del Vincci Centrum, destinado a ponerse de moda 

Reestreno del Vincci Centrum, destinado a ponerse de moda 

El primer hotel que inauguró la cadena en el corazón de Madrid reabre sus puertas con una decoración de vanguardia y una oferta gastronómica irresistible 

Sonsoles Vázquez

Madrid

11/02/2016 - 20:23h

Aspecto de la nueva entrada del hotel Vincci Centrum.

La cadena Vincci Hoteles reestrena el primer establecimiento que abrió en Madrid hace unos años, junto a la Puerta del Sol y la Gran Vía. Tras una reforma integral que ha costado 1,3 millones de euros y la nueva decoración a cargo de Beatriz Silveira, sus interiores destilan el glamour de los años 50 y toques de ambiente escandinavo.

Atmósfera sofisticada

Al entrar, descubrimos que los tonos blancos y neutros inundan las paredes, los suelos y los techos del lounge y las zonas comunes, proporcionando una sensación de gran amplitud.

También llaman la atención algunos materiales nobles, como el mármol aristea y el roble natural, mezclados con el latón; algunas piezas exclusivas, como un impresionante botellero diseñado por la decoradora; y muchos muebles de diseño español.

Ese ambiente sofisticado continúa cuando nos acercamos hasta el Bellini Food & Bar, el nuevo concepto de comida de tapas caseras de Vincci, donde la coctelería, el vino y la buena música adquieren protagonismo.

Bellini

Vida en el 'Bellini'

Su propuesta gastronómica va variando a lo largo de las horas, aunque el día siempre comienza con un suculento desayuno buffet en un ambiente relajado. Luego se transforma en lugar de reunión y encuentro con aperitivos y picoteo, y más tarde, en el escenario perfecto para compartir una cuidada selección de platos entre amigos.

La chef Carolina Damm sugiere recetas tradicionales, siempre interpretadas con estilo vanguardista, mientras que el espacio dedicado al vino, a cargo de Alfonso Vega, propone más de 60 referencias que permiten al cliente realizar un itinerario desde los más clásicos hasta los más actuales de autor. De noche, el barman Antonio Basulto ofrece su original carta de cócteles y más de 200 referencias de destilados.

Las 87 habitaciones, repartidas en las ocho plantas del edificio, se complementan con una gran variedad de servicios, como registro check-in/check-out exprés, el catálogo de almohadas o la posibilidad de niñera.