Ruiz-Mateos elude de nuevo la justicia

Ruiz-Mateos elude de nuevo la justicia

El fundador de Nueva Rumasa asegura que su salud se ha deteriorado tras pasar 13 horas en un calabozo de Madrid

Redacción

23/08/2012 - 11:36h

José María Ruiz-Mateos ha eludido de nuevo la justicia de Palma de Mallorca. El portavoz de la familia del fundador de Nueva Rumasa, Ignasio Fernández, ha reconocido este jueves por la mañana que el patriarca no ha viajado a la capital balear para comparecer ante la juez María Pascual. Alega que "su salud se ha deteriorado" tras estar detenido durante más de 13 horas en la Comisaría de Policía de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

El empresario continua en su domicilio de Somosaguas, aunque no está hospitalizado. “Tendrá que ir al médico forense para que se vea que su salud está perjudicada por lo que sucedió este miércoles”, afirma el portavoz en declaraciones a Europa Press.

Fernández también ha explicado que el octogenario empresario fue liberado de la comisaría a la una de la madrugada del jueves y que su intención “era levantarse a las seis” para viajar a Palma. Afirma que a esa hora “estaba muy mal” tras “la pesadilla del miércoles”.

Tercera incomparecencia

Esta será la tercera incomparecencia ante el tribunal de Pascual. La última fue a finales de julio. Ruiz-Mateos también estaba llamado a declarar como imputado por estafar 13,9 millones de euros en una operación de compraventa del hotel Eurocalas en la isla a la sociedad Inversiones Grupo Miralles (IGM). Una causa que también afecta a sus seis hijos varones.

La magistrada Pascual emitió entonces un auto en el que reclamaba a la familia que dejasen “de reírse” de la justicia. El empresario alegó que tenía una fractura en un dedo del pie derecho que le impedía viajar a Palma de Mallorca, una lesión que el forense afirmó que no le impedía subir a un avión.

De hecho, ha pasado 13 horas en prisión porque la juez emitió una orden de búsqueda y captura para asegurar su declaración.