Sercotel transforma en un fortín su negocio colombiano

Sercotel transforma en un fortín su negocio colombiano

La cadena prepara dos nuevas incorporaciones a la cartera mientras sondea inversiones en Perú, Ecuador y Argentina

Carles Huguet

Barcelona

14/12/2015 - 21:20h

El Bogotá Plaza de cinco estrellas que opera Sercotel.

En apenas diez años, tres antiguos directivos de NH han convertido una pequeña cadena en un gigante con más de 173 establecimientos. Sercotel se ha consolidado como una de las grandes compañías de gestión de hoteles independientes en España en una década y también pisa fuerte a nivel internacional. Colombia es por el momento su gran plaza, con tres recientes incorporaciones que convierten al grupo en el más grande del país. En total, suma 19 alojamientos. Y los que vienen.

La cadena española planifica la adquisición de "un hotel boutique en Cartagena de Indias", avanza Javier Garro, fundador de la cadena. Se convertiría en la segunda piedra de la firma en la ciudad tras el Tequendama Inn. La urbe es la joya de la corona del país, donde el precio de la habitación puede alcanzar los 800 euros por noche en temporada alta con facilidad. El pequeño tamaño del alojamiento viene supeditado por la capacidad de los inmuebles, en su mayoría viejas casas reformadas.

Además, también sondea la incorporación de "un establecimiento urbano en Barranquilla", prosigue el directivo. Sercotel desembarcará en uno de los grandes focos de crecimiento del estado latinoamericano, virgen en oferta prácticamente. Ambas operaciones se realizarán con el modelo habitual de la compañía y que reina en el país: La gestión o la franquicia. 

Tres proyectos de caché

Ambos movimientos se suman a las tres últimos proyectos que ha conseguido cerrar la compañía española. "A veces puedes sentir cierto complejo de inferioridad, pero podemos competir con las grandes cadenas americanas", se confiesa. "El 1 de noviembre firmamos los cinco hoteles del Grupo Tequendama y le arrebatamos el acuerdo a la marca Crowne Plaza (Intercontinental)", presume Garro. "Quizás tenga que ver que la franquicia estadounidense les cobrará 600.000 dólares fijos y nosotros lo hagamos prácicamente todo en variables", compara.

Además, durante este 2015 también ha cerrado el Bogotá Plaza, de cinco estrellas, y el Torre de Cali, de cuatro. "Nunca hubiera soñado algo así", explica el dirigente. "Si me lo dicen hace dos años, cuando llegamos, les digo que están locos", bromea.

Siguientes paso

Con la posición asentada en Colombia, Garro expone la región andina como principal punto de interés. "Tenemos los ojos puestos en Perú y Ecuador", enumera. "También en Argentina", sorprende. "Antes nunca me hubiera planteado el salto por las expropiaciones de empresas españolas, pero ahora con el cambio político puede ser una oportunidad", vislumbra.

El propio Garro reconoció hace dos meses el interés en varios destinos del continente americano. "No podemos revelar detalles, pero nos interesan el segmente urbano y de playa en Cuba desde 2013. El momento histórico en el que está el país ayuda", explicó entonces a 02B.