Serhs comienza su aventura asiática tras sanear el grupo

Serhs comienza su aventura asiática tras sanear el grupo

El grupo hotelero catalán busca expandirse en China tras superar la crisis del turismo ruso

Redacción

Barcelona

25/02/2015 - 12:22h

El grupo Sehrs, que preside Ramon Bagó (en la imagen), busca crecer en Asia

El grupo hotelero Serhs buscará ganar mercado en China tras superar la crisis del mercado ruso, un segmento del que dependía una parte cuantiosa de su negocio. La mayor empresa hotelera catalana facturó 473,30 millones de euros el ejercicio fiscal de 2013-2014, un nivel muy similar a los 473 millones de 2011.

Las cuentas del grupo muestran una recuperación del negocio, que en 2012 cayó a 465 millones de euros. Aún así, el grupo tiene menos trabajadores que en 2011, un total de 2.529. Además, el resultado del ejercicio se queda en 2,2 millones de euros tras un fuerte apalancamiento y un saneamiento de las cuentas generales del grupo.  

Mercados

En cuanto a mercados, la corporación busca ahora nuevos horizontes. "Toda vez que el turismo ruso está en una situación complicada, la división de viajes de la corporación ha abierto una oportunidad de negocio en un nuevo mercado emisor: el chino", reza un comunicado del grupo, que celebró su junta de accionistas el lunes 23 de febrero.

Para ello, Sehrs anuncia que ha iniciado "prospecciones en China y países vecinos". El objetivo es trabajar a medio y largo plazo ofreciendo paquetes de circuitos por Europa, ya que el turismo de sol y playa "no es suficientemente atractivo para estos visitantes".

Aumento de ingresos

El grupo ha conseguido aislar el problema de la merma de turistas rusos. Los ingresos de Serhs se han disparado un 27% hasta los 473,4 millones de euros. El grupo de la familia Bagó se anotó una cifra de beneficios antes de impuestos (ebitda) de 25,6 millones en 2014, un 40% más que el año fiscal anterior.

No obstante, el resultado del ejercicio acusó un aumento de las amortizaciones hasta los 12 millones de euros, un aumento cercano al 50% de los gastos de personal y cuantiosa conversión de deuda. El estado de las cuentas permitirá afrontar la expansión asiática con menos obligaciones a corto plazo.