Sidorme duplicará la inversión y sus hoteles 'low cost' hasta 2018 

Sidorme duplicará la inversión y sus hoteles 'low cost' hasta 2018 

La cadena prevé acercarse a los 30 establecimientos en el próximo trienio invirtiendo para ello 20 millones, con el foco puesto en Madrid y los centros urbanos

02B

Barcelona

06/01/2016 - 17:42h

Interior de una de las habitaciones del hotel Sidorme Figueres / Sidorme

Una cadena hotelera en auge. Así se podría definir el presente y el futuro de Sidorme, con sede en Viladecans (Barcelona), una decena de establecimientos operativos en diferentes puntos de España y cuatro aperturas previstas para los próximos meses. Pero lo compañía, que desde hace años apuesta por la sencillez y la solvencia en su servicio, quiere seguir creciendo hasta al menos duplicar su oferta en 2018.

Para ello, Sidorme invertirá unos 20 millones en los tres años siguientes, según ha explicado Jairo González, CEO de la empresa, en una entrevista con Europa Press. Un crecimiento continuado que se reflejará ya en los próximos meses, con la apertura de tres nuevos establecimientos en Madrid y uno en San Sebastián.

Tal y como explicaba González a 02B el pasado verano, la intención de la cadena es crecer por toda España, aunque, eso sí, con especial atención al mercado de Madrid.  

Madrid en el foco

De hecho, será en la capital española donde Sidorme ganará más peso en los próximos meses, con la apertura de tres hoteles en diferentes ubicaciones: uno en la Puerta del Sol, otro en la periferia de la ciudad y un tercero cercano al aeropuerto de Barajas.

Según declara González, la estrategia pasa en estos momentos por crecer en los centros urbanos, aunque "sin dejar de lado las ciudades periféricas".  

Doble de facturación

La cadena, que cumple su primera década este año, abrió su primer hotel en 2006 en Mollet del Vallès (Barcelona). Desde entonces, ha realizado aperturas en Figueres (Girona), Girona, Granollers (Barcelona), Viladecans, Valencia, Albacete, Granada, Las Rozas y Madrid, este último situado en la céntrica calle de Fuencarral.

La estrategia de Sidorne se sustenta en unos números muy sólidos, que han llevado a la compañía a triplicar el beneficio neto de la firma en 2015, alcanzando los 1,3 millones de euros (con un ebitda --o beneficio bruto-- de 2,7 millones). Igualmente, prácticamente han duplicado la facturación (45%), hasta los 10 millones.