Tensión entre Amancio Ortega y FG por la venta de Occidental Hoteles

Tensión entre Amancio Ortega y FG por la venta de Occidental Hoteles

Inditex y BBVA no comparten los términos de venta de su inversión hotelera

Redacción

A Coruña

09/03/2015 - 10:06h

Francisco González (BBVA) y Amancio Ortega (Inditex)

BBVA y Amancio Ortega, el fundador de Inditex, atraviesan momentos de desencuentro a causa de su inversión en Occidental Hoteles. El banco de Francisco González es el primer accionista de la compañía con un 57,53% de la cadena.

La primera fortuna de España es dueña del 23,63% a través de su sociedad Partler. El empresario textil quiere deshacerse pronto de la participada, mientras que la financiera apuesta por ajustar el precio de venta y ser paciente.

En 2007, BBVA y Ortega adquirieron Occidental Hoteles a Mercapital y La Caixa por 700 millones de euros (incluida una deuda de casi 230 millones). Pretendían invertir cerca de 350 millones y convertir la cadena en un referente mundial del segmento vacacional, pero el proyecto se difuminó con la crisis.

Venta frustrada

El interés por Occidental se fue apagando. En 2013, tras reestructurar el negocio y refinanciar la deuda, BBVA y Ortega decidieron vender. El año pasado todo parecía indicar que la desinversión estaba ya cerrada. En el sector se creía que la asociación Barceló-Carribbean Property Group se quedaría con los hoteles, pero no fue así. La oferta no convenció a los socios.

Ahora, Francisco González y Amancio Ortega buscan, de nuevo, comprador para su inversión hotelera pero, según Expansión, los desencuentros entre ambos son patentes.

Una compañía saneada

El fundador del imperio textil apuesta por salir cuando antes de la compañía hotelera (el año pasado abandonó NH Hotel Group), mientras que BBVA se muestra reacio y se ha marcado un límite por debajo del que no piensa desinvertir. Ambos han acordado que, si llega una oferta, la estudiarán de forma conjunta.

Occidental es ahora una compañía saneada. Cerró 2013, con ganancias de 25,49 millones de euros, frente a las pérdidas de 5,95 millones de un año antes.