Túnez vuelve a conquistar a Barceló

El nuevo hotel de Barcelo en Túnez se alza en la playa de Susa. Foto Barceló Hotel Group.

Túnez vuelve a conquistar a Barceló

Tras diez años sin actividad en el destino, la hotelera mallorquina gestionará el Occidental Sousse Marhaba, de 4 estrellas y ubicado en la playa de Susa

Mar Nuevo

Madrid

06/05/2019 - 11:56h

La recuperación de Túnez como destino de sol y playa en el Mediterráneo es un hecho, como saben bien los competidores españoles. Tras siete años de inestabilidad política que condujo al desplome de visitantes, el sector revive con la esperanza de superar la barrera de 9 millones de turistas en 2019. Y los hoteles vuelven a ver el filón.

Los efectos de la primavera árabe en 2011 y, especialmente, dos brutales atentados en 2015 que dejaron más de 50 turistas muertos, hundieron las llegadas de visitantes y provocaron la marcha de decenas de hoteles del país

El resurgir de Túnez

De la mano de una buena relación calidad/precio, un clima soleado, una infraestructura turística competitiva, gastronomía, cultura y tradiciones, el país ascendió al olimpo de los destinos vacacionales para los europeos.

[Para leer más: Ocho nuevos hoteles que no te puedes perder en mayo]

Sin embargo, los efectos de la primavera árabe en 2011 y, especialmente, los brutales atentados de 2015 en el Museo del Bardo y un hotel de la playa de Susa, ambos reivindicados por el ISIS y que dejaron más de 50 turistas muertos, hundieron las llegadas de visitantes y provocaron la marcha de negocios.

Occidental Marhab, Túnez. Foto Barceló Hotel Group.
Occidental Sousse Marhaba, Túnez. Foto Barceló Hotel Group.

Solo en 2016 se estima que cerraron sus puertas alrededor de 70 hoteles. Sin embargo, y con la vuelta a la estabilidad y la seguridad en los útlimos tres años, estos negocios acompañan ahora a Túnez en su resurgir, desde Four Seasons a Accor, pasando por Marriott, Radisson o Minor.

La gestión del Occidental Sousse Marhaba es solo el primero de los proyectos de Barceló en el país, donde estudia nuevas oportunidades para lograr una "posición destacada en el renacer turístico de Túnez"

El último, el grupo español Barceló, que regresará al país después de más de diez años de ausencia con la gestión del Occidental Sousse Marhaba, un establecimiento de 4 estrellas y 240 habitaciones propiedad de la conocida familia Driss.

[Para leer más: Portonovi, de base militar a resort de ultralujo en Montenegro]

Así es el hotel tunecino de Barceló

Este será solo el primer hotel de la cadena en el país donde, según su director general de Desarrollo de Negocio, Jaime Buxó, “estamos analizando nuevos proyectos con otros socios locales, ya que nuestro objetivo es lograr una posición destacada en el renacer turístico de Túnez, y queremos hacerlo de la mano de las compañías más punteras del país”.

Barceló se hará cargo del establecimiento a partir del próximo mes de noviembre y lo hará en régimen de gestión, según informó en un comunicado.

Barceló estudia otros proyectos para consolidar su presencia en Túnez. Foto Barceló Hotel Group.
Barceló estudia otros proyectos para consolidar su presencia en Túnez. Foto Barceló Hotel Group.

El hotel se ubica en primera línea de mar, en la playa de Susa, y forma parte del complejo Marhaba Resort (integrado por otros dos hoteles más).

El hotel cuenta con restaurante bufé, diferentes bares, un beach club y un café de estilo francés, así como una piscina exterior y otra interior, un spa con gimnasio, seis pistas de tenis y un mini golf

Entre sus instalaciones, cuenta con un restaurante bufé, diferentes bares, un beach club y un café de estilo francés; así como una piscina exterior y otra interior; un spa con gimnasio; seis pistas de tenis y un mini golf.

Proyección en Túnez

Buxó calificó de “placer” para la cadena regresar a un “destino tan completo, con tanto potencial y tan demandado en los últimos tiempos por nuestros principales mercados emisores”.

Y recalcó el “honor” de “hacerlo de la mano de la familia Driss, un referente de éxito dentro del panorama turístico tunecino”.

Un representante de esta conocida familia, Meriem Driss, destacó la “afinidad que existe entre las actuales estrategias” de ambas compañías y resaltó la voluntad de “dar una mayor relevancia a las políticas internacionales de desarrollo”.