Cataluña pincha en el puente de diciembre

El 2018 puede ser un año muy difícil para el turismo en España, según una consultora. EFE

Cataluña pincha en el puente de diciembre

La ocupación hotelera en Cataluña bajará más del 5%, y en Barcelona superará el 25% comparado con los días festivos del año pasado

La recuperación del turismo en Cataluña no llegará en diciembre: la ocupación en hoteles, casas rurales y centros de esquí para el puente de diciembre llegaría al 56%, cuando el año pasado alcanzó al 59%, o sea, un 5,36% menos.

Analizando el mapa de la comunidad autónoma, las perspectivas de ocupación en la costa catalana crecerá siete puntos (al llegar al 65%). Pero el gran lastre es la ciudad de Barcelona, donde se espera que la caída de la ocupación sea del 25%. Para estos próximos días, se espera que el 52% de las plazas hoteleras estén ocupadas, mientras que el año pasado se había alcanzado el 65%.

A fin de salvar la temporada de diciembre, los hoteleros de Barcelona han aceptado rebajar sus tarifas y el rendimiento de sus habitaciones para poder frenar la caída en las reservas. Se calcula que el descenso en los precios llegará al 20% en esta ciudad.

España refuerza su crecimiento

Este panorama contraste con el crecimiento que presentará el resto de España para los festivos del 6 y 8 de diciembre: el promedio de la ocupación de los alojamientos en el país crecerá un 19%, del 49,3% en el año pasado a 66,4% previsto para este año, según las estimaciones de la Encuesta de Ocupación Turística realizada por Turespaña.

Por razones climáticas, las mejores perspectivas para los hoteles se centran en Canarias, que tendrá un 88%; pero el turismo rural –pese al frío- también es un motor para el País Vasco, que espera un 80% de ocupación, seguido por la Comunidad de Madrid y La Rioja (77%), y por Andalucía (73%).

En cuanto a ciudades, las mejores perspectivas recaen para Granada y Bilbao, ambas con un 81% de previsión en sus alojamientos, y por detrás llegan Sevilla con un 80% y Madrid con el 79%.